Ecuador. viernes 15 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

El Estado Islámico todavía tiene fondos para financiar sus ataques, según ONU

Esta foto sin fecha disponible en la revista en inglés del grupo extremista Estado Islámico, Dabiq, muestra a Abdelhamid Abaaoud. Abaaoud, que fue idenitificado por las autoridades francesas el 18 de noviembre del 2015 como supuesto arquitecto de los ataques mortíferos en París. (Militant Photo via AP)

NACIONES UNIDAS (AP) — El grupo extremista Estado Islámico sigue teniendo capacidad para enviar fondos a sus seguidores e inspirar ataques en Europa y en otras partes del mundo a pesar de la presión militar y la caída en sus ingresos, y Al Qaeda resiste, especialmente en el oeste y este de África y en la Península Arábiga, dijeron expertos de Naciones Unidas en un informe el jueves.


Publicidad

La competencia entre Estado Islámico y Al Qaeda continua, pero las “cambiantes alianzas” entre combatientes “y la cooperación a nivel táctico en varias regiones también les permiten moverse entre varios grupos”, explicaron los expertos que monitorean las sanciones a los grupos radicales.

La amenaza extremista continúa creciendo en el sudeste asiático, donde el Estado Islámico quiere establecer un feudo, apuntó el informe. Los recientes acontecimientos en Filipinas, donde combatientes de la milicia radical sitiaron la ciudad de Marawi durante más de dos meses, es una prueba de ello, agregó.

En su reporte para el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, los expertos señalaron que “el núcleo” del grupo terrorista se está adaptando a la presión militar en Irak y Siria delegando la responsabilidad de la toma de decisiones a comandantes locales y adoptando sistemas de comunicación encriptados.

Varios estados miembro destacaron “el uso cada vez más creativo de los drones” que hace Estado Islámico, principalmente en Irak y Siria. Apuntaron que el grupo está desarrollando la capacidad de diseñar y construir aviones no tripulados cada vez más grandes, lo que ampliará su capacidad para “armarlos, aumentando por lo tanto su capacidad para atacar a distancia”, dijo el reporte.

Estado Islámico “continúa enviando fondos a sus afiliados en todo el mundo”, y es probable que siga haciéndolo mientras tenga capacidad para ello. Los líderes de la milicia radical también mandan dinero a lugares donde no tienen filiales en un intento de anticiparse a una posible derrota en Irak y Siria, detalló un estado no identificado en el informe.

Los expertos citaron a varios estados miembro para explicar que, tras regresar a su nación de origen, los combatientes de Estado Islámico pueden encuadrarse en tres categorías: Los desencantados con el grupo extremista “y el terrorismo como ideología”, que pueden revertir el proceso de radicalización y reintegrarse en la sociedad; un grupo mucho más pequeño de individuos de alto riesgo que regresan con el objetivo de realizar “ataques terroristas”; e individuos que cortaron sus lazos con Estado Islámico pero “siguen radicalizados y están listos para unirse a otro grupo terroristas si aparece la ocasión”. (I)

The Associated Press