Ecuador. Sábado 3 de diciembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Dennys Navas: descubriendo otros mundos posibles

Guayaquil.-“Estaciones Suspendidas”, la muestra de artista guayaquileño Dennys Navas que inauguró galería DPM el 23 de septiembre, consta mayormente de cuadros gran formato, pintados con atractivos colores teatrales y poblados de extrañas construcciones en precario equilibrio, de animales y plantas en situaciones insólitas, y de sorprendentes representaciones de la figura humana.

Publicidad

Dennys le explica a La República que para el título de la muestra ha hecho un juego con el significado de las palabras, “porque estaciones puede hacer referencia tanto a un lugar físico, como a un clima en específico, puede ser un lugar como una estación climática, y ese juego de palabras tiene que ver con el tema de mi exposición que hace mucho referencia a lo ambiental, a la naturaleza, al ser humano”, dice.

LR: ¿Tiene también algo de surrealista?

DN: No, yo creo más bien, que hay gestos poéticos en la muestra, que aluden a ciertos fenómenos, pero no es algo que viene del sueño, o lo onírico, o lo surrealista.

dennys-edificio-verde

LR: Me llama mucho la atención el cuadro que tiene flamingos y una ballena dentro.

DN: Ese cuadro es parte de una serie que expuse en Quito en el Premio Mariano Aguilera que se llamaba “Tierra Hueca”. Y el cuadro del pez es pensar ese espacio, que yo he diseñado con una forma de subterráneo o de condominio, como un lugar donde se albergaría la vida. Responde a las preguntas ¿cómo podríamos conservar una ballena, por ejemplo? ¿o tiburones?, ¿cómo podríamos conservar un cultivo debajo del suelo? Es como hacerse la pregunta ¿qué pasaría si en algún momento nos toca diseñar un espacio para vivir en un lugar determinado? Como en el mar. Y, a partir de esas preguntas, ir jugando, ir incorporando elementos, y cuando ya está todo incorporado, es cuando se convierte en un mundo totalmente extraño, sin sentido.

Ese cuadro está en diálogo con otro que se llama “El naufragio del bosque fantasma”, que es el mismo diseño de la estructura, pero en este caso, con otra mirada, como si estuviera en construcción, y luego el bosque fantasma lo puedes ver en un espacio allí con árboles que están como traslúcidos.

dennys-navas-naufragio

LR: Algunos edificios tienen una especie de pies.

DN:  A mí me interesaba pensar la figura humana, no el ser humano, la representación del ser humano, como un objeto, una escultura. Entonces, empecé a pensarlo como edificio, como albergue, por eso el cuerpo tiene ventanas. Estos cuadros son mucho más recientes que los otros, pero pueden tener un diálogo con ellos.  La casa que tiene pies, parte de la misma idea de incorporar la figura humana como un elemento sugerente

LR: Ahora estás trabajando más con volúmenes muy grandes.

DN: No, no siempre, eso depende mucho de la idea. La escala es sin importancia. Pero dependerá siempre de la idea. Que por lo general, en mi caso, son los espacios, la arquitectura, la naturaleza, lo orgánico, lo inorgánico, es una hibridación de todas estas cosas.

LR: ¿En qué momento de tu proceso sientes que estás? ¿Estás satisfecho con lo que has logrado?

DN: Eso es complejo de responder. Creo que, efectivamente, mientras más te dedicas a algo vas a conseguir una madurez, realmente creo que es una tarea muy temprana, demasiado temprana, pero si estoy contento con lo que estoy haciendo.  Bueno, y ver qué pasa. Adelante con otras investigaciones, otras inquietudes.

dennys-navas-edificio-con-pies

Para el Doctor en Filosofía y Estética Eduardo Albert Santos: “no me extraña una exposición de Dennys Navas de esta calidad, con ese sentido de la creación contemporánea, porque ya nos tiene acostumbrados ¿no?, su premio “Mariano”, su desarrollo a lo largo de todos estos años, sus muestras personales indicaban que, es ya un artista que no sé cómo clasificarlo, porque por su edad (26 años), es nobel, es emergente, pero ya está consagrado.

Y los cuadros siguen la misma idea que él ha venido trabajando, estas extrañas construcciones que mezclan relaciones un poco con el surrealismo, con los actuales relatos de la movilidad social, la pérdida de sitio, de no lugar, etc. Él se refería a eso en su última exposición personal anterior, que se llamaba “Eterotopía”, que era como los sitios que no existen ya,  siempre son sitios que están como sumergidos, como subterráneos, y eso tiene mucho que ver, digamos que es una empatía entre toda la tradición onírica del surrealismo y está otra nueva vertiente que hay en cuanto al uso de los no lugares, de los sitios apartados, perdidos, sumergidos, etc.

dennys-muneco-de-pie

Y el tratamiento respecto a pintura es de excelencia, increíble, porque son cuadros de gran escala, sin embargo, han sido muy bien trabajados, de principio a fin, prácticamente, no puede encontrarse un detalle que pueda señalarse como negativo, no señor, todo lo contrario. El uso del color es extraordinario, una fuerza tremenda, colores tradicionales,  y otros no tan convencionales en este tipo de obra, como esos violetas que se manifiestan en algunos lugares, que creo que son muy interesantes y crean un impacto visual que debe haber impresionado a todos aquí. Y a esto se suma, me parece importante decirlo, que no sólo es un gran artista, un gran pintor, también es un gran talento en el sentido teórico, intelectual, no solamente en la creación”.

dennys-navas-dos-cuadros

Dennys Navas

Dennys Navas

___

María Rosa Jurado/Fotos Larepublica.ec

 

 

 

Publicidad