Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

América empató de local frente a Montreal en final de Concachampions

Oribe Peralta del América de México durante el partido contra Montreal en la final de la Liga de Campeones de la CONCACAF, el miércoles 22 de abril de 2015. (AP Foto/Christian Palma).

MEXICO (AP) — Oribe Peralta salió de la banca y anotó a los 88 minutos para que el América rescatase un empate el miércoles 1-1 ante el Impact de Montreal, en el partido de ida por la final de la Liga de Campeones de la CONCACAF. El ecuatoriano Michael Arroyo fue titular los 90 minutos en el América.


Publicidad

El argentino Ignacio Piatti aprovechó un pase por derecha de su compatriota Andrés Romero para adelantar a los visitantes a los 15 minutos.

Cuando parecía que las Águilas sufrirían una dolorosa derrota en casa, Peralta conectó un remate de cabeza centro del argentino Rubens Sambueza, para decretar la igualdad.

“Desde luego que nos hubiera gustado llevarnos el triunfo 1-0, pero el empate no es malo. Nos da mucha confianza el 1-1 para enfrentar el partido en casa”, dijo el entrenador de los canadienses, Frank Koplas.

Peralta, quien se había perdido los últimos dos partidos del América por una sobrecarga muscular, ingresó al encuentro a los 46 en relevo por el paraguayo Osvaldo Martínez.

“A pesar del empate, el resultado me deja buenas sensaciones porque en el fútbol lo difícil es generar, pero llegamos 12 o 13 veces claras…afortunadamente la entrada de Oribe cambió todo porque es un goleador de raza y pudo convertir”, dijo el entrenador uruguayo de las Águilas, Gustavo Matosas. “En general nos faltó un poco más en la contundencia, pero la serie está viva, nos falta el partido de vuelta en Montreal y nos vamos a preparar para eso”.

América, que busca su quinto título de la CONCACAF y primero desde el 2006, irá por la victoria el próximo miércoles en el Stade Olympique.

Un empate de 1-1 mandaría el encuentro al alargue y el empate sin goles le daría el triunfo a los canadienses porque el criterio de desempate son los goles conseguidos en patio ajeno.

“Es difícil hablar de justicia, generamos pero hay que convertirlas…lo bueno es que los jugadores no bajaron los brazos, ni el equipo se desordenó como en el último partido, creo que de esto pueden salir cosas buenas para la final”, añadió Matosas.

Antes de enfrentar al Impact en la vuelta, América visitará a Chivas en el clásico nacional.

“El clásico es el clásico y queremos ganarlo, voy a esperar 48 horas para ver el tema de fatiga, pero los que estén prontos para jugar lo harán, ya sean los de hoy u otros, pero América va con todo el potencial que tiene y a triunfar”, concluyó el estratega.

Antes unos 80.000 aficionados reunidos en el estadio Azteca de la capital, América tuvo las dos primeras jugadas de gol, la primera a los siete minutos cuando el ecuatoriano Michael Arroyo estrelló su disparo dentro del área en el costado izquierdo de las redes de la portería de Evan Bush, quien un par de minutos más tarde realizó su primer desviada importante a tiro del colombiano Carlos Darwin Quintero.

A pesar del dominio local, fueron los visitantes quienes se adelantaron cuando Romero mandó un centro por derecha al corazón del área, donde el estadounidense Dilly Duka hizo una pantalla para dejar la pelota en los botines de Piatti, quien convirtió con tiro raso y colocado a mano derecha del portero Moisés Muñoz.

América pudo igualar a los 21, cuando Quintero asistió a Sambueza, quien sacó un disparo colocado que fue rechazado a tiro de esquina con apuros por Bush.

A los 32, América dio otro aviso con un pase del argentino Christian Pellerano para el paraguayo Miguel Samudio, quien mandó su disparo por un costado del arco.

En la segunda parte, América volvió a ser peligroso a los 65, cuando Quintero recibió una pelota dentro del área y sacó un potente tiro que fue desviado con problemas por el portero Bush.

Después, a los 67, Sambueza sacó un potente disparo desde 25 metros que se estrelló en el travesaño.

Las esperanzas locales parecían extinguirse cuando se pitó una falta por el costado izquierdo. Sambueza cobró con un centro al área para que Peralta pusiera el 1-1. (D)