Ecuador. viernes 15 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Aerolínea Ícaro pide su disolución

Tras casi 40 años en el mercado de aviación, Ícaro, empresa ecuatoriana, presentó este mes una solicitud de disolución a la Superintendencia de Compañías (SC), informó hoy diario El Universo.


Publicidad

El trámite actualmente se encuentra en la Dirección de Disolución y Liquidación de esta entidad.

Fuentes de la Superintendencia de Compañías confirmaron que el proceso de disolución y liquidación podría durar de 6 a 8 meses, siempre y cuando haya interés en la presentación de los documentos necesarios.

Hasta que se complete el trámite, la compañía puede continuar con sus actividades de forma regular, cumpliendo con las obligaciones que tiene pendientes, como pagos a proveedores y cobros a clientes, se explicó en la SC, pero sin desarrollar nuevas áreas.

Una vez que se apruebe la disolución dejará de operar en el mercado.

La compañía fue creada en septiembre de 1971 por el capitán Guido Saltos, quien se desempeña como presidente ejecutivo, pero según su asistente, prefiere no dar declaraciones ante un requerimiento que le hizo este Diario sobre la situación de la empresa.

La página web oficial de Ícaro refiere que esta aerolínea ofrece servicios aéreos en vuelos tipo chárter, taxi aéreo y escuela de pilotaje.

En 1984 solicitó a la Dirección General de Aviación Civil (DAC) la autorización para realizar vuelos especializados con helicópteros para sectores petrolero y minero, donde los trabajos aéreos estaban enfocados en actividades de exploración y explotación de los recursos naturales correspondientes.

En 1995 obtuvo un permiso de la autoridad aeronáutica y Petrocomercial, para distribuir combustibles de aviación y proveer servicios de manejo y abastecimiento de aeronaves en todos los aeropuertos del Ecuador.

Coca, Manta y Quito son los destinos a los que llega la empresa con una tarifa de $ 99,99, y a Galápagos, con $ 199,99. En esta última ruta tiene una frecuencia a Baltra, que la utiliza la aerolínea LAN con un acuerdo de código compartido.

Según datos del Servicio de Rentas Internas (SRI), entre el 2008 y el 2010, el impuesto a la renta causado de la empresa Ícaro fue de $ 0, mientras en el 2007 alcanzó $ 27.929 y en el 2006 llegó a $ 59.009.

Fernando Guerrero, de la DAC, indicó que mediante una publicación se hizo una convocatoria de socios para tratar varios puntos, entre ellos la liquidación, pero no tenían ninguna notificación de que la compañía había presentado alguna solicitud en ese sentido, aunque aclaró que ese trámite no necesariamente se debía presentar ante esta entidad, por tratarse de un tema societario. “En este momento la empresa está operativa”, aseguró.

Guerrero explicó que cuando una aerolínea, por cualquier razón, no puede operar las frecuencias otorgadas, se la llama a que justifique y si no hay justificación, se revoca, suspende o modifica.

“En el caso del retiro, las frecuencias vuelven al Estado y se espera que otra aerolínea solicite y cumpla con los requisitos”, agregó el funcionario.

Otras empresas presentes en el mercado aeronáutico nacional son: Tame, Aerogal, LAN y Saereo.

Rutas y negocios

Destinos: La aerolínea ecuatoriana Ícaro vuela actualmente a Coca, Manta, Quito y las islas Galápagos.

Otros viajes: Tiene autorización para hacer vuelos especializados con helicópteros para los sectores petrolero y minero.

Distribuidor: Además despacha combustibles tipo Jet A-1 y Avgas 100/130.

Aviones: Hace cinco años incorporó a su flota dos Boeing 737-200 Advance.