Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Banco Central Europeo suspende los créditos a los bancos griegos

El presidente del Banco Central Europeo Mario Draghi da una conferencia de prensa en Frankfurt, Alemania, el jueves 22 de enero de 2015. (Foto AP/Michael Probst)

FRANCFORT, Alemania (AP) — El Banco Central Europeo incrementó el miércoles la presión financiera sobre el gobierno de Grecia al retirar una crucial opción de préstamo para los bancos del país en momentos en que la nación está teniendo problemas para evitar el incumplimiento de pago sobre sus deudas y de quedar eliminado de la eurozona.


Publicidad

La acción subraya el papel clave que el BCE, la autoridad monetaria de las 19 naciones que utilizan la divisa compartida, está desempeñando en el drama griego.

El BCE dijo que los bancos griegos ya no podrán tener acceso a crédito de la institución del bloque utilizando bonos del gobierno griego o bonos garantizados por el gobierno.

El banco central había permitido la utilización de los bonos griegos —calificados como basura— como garantía porque el gobierno estaba recibiendo apoyo financiero a través de un programa de rescate que expira el 28 de febrero. El BCE dijo en un comunicado que las perspectivas de un nuevo acuerdo parecían inciertas. Los bancos griegos podrían usar otros valores como garantía, pero los bonos gubernamentales y los bonos garantizados por el gobierno son de suma importancia para su capacidad de obtener el dinero que necesitan para mantenerse a flote.

El nuevo gobierno griego ha rechazado las condiciones de austeridad adosadas a los préstamos del rescate financiero de 240.000 millones de euros por parte de otros gobiernos de la eurozona y el Fondo Monetario Internacional, ya que —dice— los recortes han causado estragos en la economía. Está buscando un nuevo acuerdo para evitar el incumplimiento de pagos y una posible salida del bloque de divisa compartida. Los países acreedores, encabezados por Alemania, el miembro más fuerte de la zona del euro, han manifestado que no es posible condonar la deuda de Grecia y que esta nación debe apegarse a los acuerdos previos de recorte de déficit y retiro de regulaciones y burocracia que dañan el crecimiento.

La decisión anunciada el miércoles por el BCE acelera un cronograma ya lleno de tensión para que Grecia ordene sus problemas financieros adelantando la descalificación de bonos griegos al 11 de febrero, último día en que los bonos griegos pueden ser utilizados como garantía, en lugar del 28 de febrero, cuando tenía que expirar el viejo acuerdo de rescate.

La medida pone presión al gobierno griego para que llegue a un compromiso con la llamada troika: el BCE, la Comisión Europea y el FMI. Grecia está siendo presionada para que promulgue reformas estructurales, como la venta de puertos, aeropuertos y otros activos propiedad del Estado para recaudar dinero que se destinaría a reducir la deuda del gobierno.

“El BCE le está señalando claramente al gobierno de Grecia: Vas a tener que hablar con la troika y lograr un acuerdo”, dijo Jacob Kirkegaard, del Peterson Institute for Interntional Economics. “De no ser así, van a suceder cosas realmente malas”, agregó.

___

El periodista de The Associated Press Paul Wiseman contribuyó a este reporte desde Washington, D.C.