Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Se esperan nuevas renuncias en la junta de Volkswagen

BERLIN (AP) — Un miembro del comité supervisor de la junta directiva de Volkswagen dijo que espera nuevas dimisiones en la automotriz alemana como consecuencia del escándalo por el falseamiento de pruebas de emisiones en Estados Unidos.


Publicidad

Olaf Lies, ministro de economía y transporte del estado alemán donde nació Volkswagen, Baja Sajonia — que además tiene una participación del 20% en la empresa — dijo que la investigación sobre el escándalo no ha hecho más que empezar.

“Tiene que haber gente responsable por permitir que ocurriera la manipulación de los niveles de emisión”, dijo a rbb-Inforadio el jueves.

Las declaraciones de Lies se produjeron un día después de la renuncia del director ejecutivo de la automotriz, Martin Winterkorn. El ex directivo asumió además la responsabilidad por las “irregularidades” halladas por inspectores estadounidenses en motores diésel de Volkswagen, aunque insistió en que a título personal no había hecho nada mal.

Volkswagen presentó una demanda penal ante la fiscalía alemana para intentar identificar a los responsables de cualquier acción ilegal relacionada con el escándalo.

La Agencia estadounidense de Protección Medioambiental (EPA, por sus siglas en inglés) reveló el viernes que el software secreto hacía que los modelos entre 2009 y 2015 de autos Volkswagen con motores diésel de 2.0 litros contaminaran menos durante las pruebas de emisiones que en su funcionamiento normal en carretera.

La EPA acusó a VW de instalar el llamado “dispositivo de manipulación” en 482.000 autos vendidos en Estados Unidos. VW admitió después que 11 millones de sus autos en todo el mundo contienen programas similares, y reservó 6.500 millones de euros (7.200 millones de dólares) para cubrir los costes del escándalo.

No está claro si los autos que tenían este software podrían haber falseado también las pruebas de emisiones fuera de Estados Unidos.

El ministro alemán de Transportes formó esta semana una comisión de investigación para estudiar el escándalo. La autoridad de transportes de motor realiza pruebas estáticas y de carretera sobre modelos de Volkswagen y hace pruebas puntuales en vehículos de otros fabricantes, alemanes y extranjeros.

El ministro federal de Transportes, Alexander Dobrinbt, señaló que las autoridades seguirán trabajando con Volkswagen para determinar con exactitud qué autos están afectados, y todavía no está claro cuántos de los 11 millones están en Europa. (I)