Ecuador. Lunes 23 de enero de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Negociaciones salariales, eje de discusión entre Gobierno de Macri y gremios

Foto: berensztein.com

Buenos Aires, (EFE).- Las negociaciones salariales en Argentina, en plena suba de precios y de tarifas de servicios, se han convertido en el eje de discusión entre los gremios y el Gobierno, que hoy reiteró que no pondrá un techo a los aumentos en los sueldos, pero que busca bajar la inflación “a menos del 25 %”.

Publicidad

“Tenemos que combatir la inflación entre todos, desde el Estado y todos los actores de la sociedad”, señaló hoy el ministro del Interior argentino, Rogelio Frigerio, en declaraciones a la radio La Red.

“Por las políticas que estamos aplicando este año vamos a poder bajar la inflación a menos del 25 %”, dijo el funcionario, quien también aseguró que el Gobierno no pondrá un techo a las negociaciones salariales.

Macri tiene previsto recibir esta semana a los titulares de las tres facciones de la Confederación General del Trabajo (CGT), una de las dos centrales obreras de Argentina, para discutir el tema de las negociaciones salariales.

En ese sentido, el titular de la rama de la CGT más afín al kirchnerismo, el metalúrgico Antonio Caló, reclamó paritarias (negociaciones salariales) “libres”.

“Discutir hoy paritarias por un año es incierto. Nadie nos garantiza que los formadores de precios no aumenten el valor de los productos nuevamente, porque ellos no se comprometen públicamente a decir que no van por más aumentos”, consideró Caló.

Las paritarias comenzaron la semana pasada en Argentina, con la negociación entre el Gobierno de la provincia de Buenos Aires -también en manos del macrismo- con los gremios docentes, que no aceptaron la propuesta de una suba del 23,6 % en los salarios ofrecida por la gobernadora María Eugenia Vidal.

Este sábado, desde la norteña provincia de Jujuy, Macri pidió “prudencia” a los sindicatos al momento de reclamar por los aumentos salariales.

Por su parte, el ministro de Hacienda y Finanzas de Argentina, Alfonso Prat-Gay, advirtió ayer que la paritaria “es libre”, pero que los gremios “pueden mirar como pauta la meta de inflación de entre 20 y 25 por ciento”.

El Gobierno de Macri ha suspendido la publicación del índice de precios al consumidor, en tanto reorganiza las mediciones realizadas por el ente de estadísticas oficiales.

No obstante, Prat-Gay estimó ayer que la inflación solo en enero pasado se ubicó en torno al 3 %, tras calcular que en diciembre “estuvo entre 3,5 y 4 %”. EFE

(I)

Publicidad