Ecuador. Sábado 24 de septiembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Correa inaugura la central hidroeléctrica Sopladora

La Central Hidroeléctrica Sopladora, el 25 de agosto de 2016. Fotos: Pablo Reinoso / El Ciudadano

El presidente de la República, Rafael Correa, inauguró este jueves la central hidroeléctrica Sopladora, ubicada en el límite provincial de Azuay y Morona Santiago, con capacidad para generar 487 megavatios. “Ecuador pasa de importador a exportador de energía eléctrica”, ha declarado el ministro de Electricidad, Esteban Albornoz, citado por El Telégrafo.

Publicidad

Correa dijo que “es un día de fiesta” y que se trata de la segunda hidroeléctrica más grande del país. Explicó que Sopladora es la única central de Ecuador totalmente subterránea, pues el embalse está dentro de una montaña, lo que constituye un desafío de ingeniería y el impacto ambiental es menor. También señaló que la obra contribuye al buen vivir, pues abarca un plan de desarrollo que beneficia a más de 15 mil habitantes de la zona.

Gracias a su funcionamiento, Ecuador dejará de emitir al año más de un millón de toneladas de dióxido de carbono a la atmósfera. El costo de la inversión fue de $ 755 millones, la mayor parte de ellos financiados con un crédito de China, y los $ 280 millones que permitirá ahorrar anualmente al país serán invertidos en obras sociales, escuelas, carreteras, entre varias necesidades.

De acuerdo con el ministro Albornoz, la energía de Sopladora tiene la capacidad de satisfacer la demanda de 1.800.000 mil familias y sus beneficios económicos incluyeron la generación de 3.200 plazas de empleo directo.

Tras el terremoto del pasado 16 de abril, el gobierno anunció la puesta en venta de una serie de activos para enfrentar las consecuencias económicas de la tragedia y uno de los mencionados fue Sopladora. Según el ministro de Electricidad y Energía Renovable la obra ya terminada costaría alrededor de $ 900 millones y hay varios interesados en la compra, pero el Ejecutivo aún debe analizar las propuestas y tomar decisiones. (I)

Publicidad