Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Iglesia rusa pide arrepentirse a “Pussy Riot”

La Iglesia Ortodoxa de Rusia solicitó el domingo clemencia para las tres integrantes de la banda de rock “Pussy Riot”, a condición de que se arrepientan de su “oración punk” contra el presidente Vladimir Putin que efectuaron en la principal catedral de Moscú.


Publicidad

La solicitud fue hecha en un comunicado un día antes de una audiencia de apelación, y de alguna manera reflejaba el deseo de cerrar el caso que ha provocado indignación internacional por el encarcelamiento de las tres chicas del grupo.

Pero por ahora se desconoce si las mujeres —sentenciadas el mes pasado a dos años de cárcel— aceptarían la penitencia planteada por la Iglesia, y también se ignora si la corte podría mostrar indulgencia. Putin siempre se ha esforzado por evitar la impresión de que pudiera ceder a la presión pública, además de que desde que regresó al cargo en mayo ha adoptado una posición rigurosa sobre los disidentes.

Los parientes de las chicas esperan la sesión judicial del lunes entre la esperanza y la desesperación, mientras sopesan la manera en que las palabras y actos del gobierno y de jerarcas eclesiásticos pueden incidir a su favor en el caso.

En su comunicado, la Iglesia Ortodoxa Rusa reafirmó su condena al estridente acto en que las chicas le pidieron a la Virgen María que salvara a Rusia de Putin. Dijo que ese tipo de acciones “no puede dejarse impune”, pero agregó que si las mujeres expresan “penitencia y reconsideración de su acto”, entonces sus palabras “no deberían pasar desapercibidas”.

A principios de mes, el primer ministro ruso Dimitry Medvedev dijo que sería “improductivo” dejarlas en prisión, en una declaración que alentó la esperanza de que la corte de apelaciones que lleva el caso pudiera ponerlas en libertad.

Pero los escépticos consideraron improbable la liberación de “Pussy Riot”, y recordaron que antes de que las mujeres fueran declaradas culpables de “vandalismo derivado de intolerancia religiosa”, Putin había dicho que no deberían ser juzgadas duramente, palabras que habían creado esperanzas similares que finalmente se desvanecieron.