Ecuador. domingo 17 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Brasil impone dos nuevas multas a Chevron por vertido de crudo

La Agencia Nacional de Petróleo, Gas Natural y Biocombustibles (ANP) de Brasil impuso este viernes dos nuevas multas a la estadounidense Chevron por el derrame de petróleo ocurrido el pasado 8 de noviembre, según informaron fuentes oficiales.


Publicidad

En un comunicado, la agencia reguladora indicó que la tercera multa fue aplicada por “no haber adoptado medidas para la conservación de las reservas del pozo”, pues según los técnicos del organismo “se identificó el incumplimiento del plan de desarrollo del proyecto aprobado antes de la perforación por la ANP”.

Esa falla, de acuerdo con la ANP, “dio origen a la exudación de hidrocarburos para el espacio marino”.

Una cuarta multa también deberá ser anunciada hoy por la ANP, según adelantó la estatal Agencia Brasil.

La primera multa fue motivada por incumplir el plan de abandono del pozo ante la falta de equipos y la segunda por omitir informaciones al entregar a la ANP un vídeo editado del accidente ocurrido el pasado 8 de noviembre en un pozo del Campo de Frade, situado en aguas profundas del océano Atlántico.

Cada multa puede ascender a un valor máximo de 50 millones de reales (unos 27,6 millones de dólares), pero el valor será fijado después que la empresa presente los recursos de defensa por las acusaciones.

Chevron calcula que se vertieron al mar 2.400 barriles de crudo, aunque las autoridades creen que pudieron ser cerca de 15.000 barriles.

La propia compañía dispersó o recogió la mayoría del crudo que subió hasta la superficie y la mancha de crudo localizada a unos 120 kilómetros del litoral de Río de Janeiro.

Por otra parte, la semana pasada, el estatal Instituto Brasileño del Medio Ambiente y de los Recursos Naturales Renovables (Ibama) multó en 10 millones de reales (unos 5,3 millones de dólares) a la petrolera por carecer de un plan de contingencias para afrontar accidentes.

El organismo fiscalizador consideró que la empresa incumplió con el compromiso estipulado en la licencia ambiental que le fue otorgada para operar en el Campo de Frade, en la cuenca de Campos, y que le obligaba a tener equipos especializados en sus embarcaciones de emergencia, por eso se demoró para atender la situación.

La del 23 de diciembre fue la segunda multa decretada por el Ibama contra Chevron.

La primera multa, emitida el pasado 21 de noviembre, fue por un valor de 50 millones de reales (unos 26,7 millones de dólares) y aplicada por el concepto de “lanzamiento de petróleo al mar”, de manera involuntaria.

A comienzos de diciembre, el Ministerio Público solicitó a la Justicia una indemnización de 20.000 millones de reales (unos 10.700 millones de dólares) a la compañía estadounidense y a la contratada suiza Transocean por los daños ambientales después del vertido.

La Fiscalía en la ciudad de Campos, en el estado de Río de Janeiro, también interpuso una acción civil pública en la que solicita a la Justicia que suspenda las actividades de las empresas, con una multa diaria de 500 millones de reales (unos 267,5 millones de dólares) por incumplimiento.

Por el mismo caso, la Justicia brasileña acató el pedido de la Federación de Pescadores de Río de Janeiro (Feperj) para que un perito independiente evalúe los posibles daños y perjuicios causados a la producción pesquera en la región, que cuenta con unas 10.000 personas dedicadas a esa actividad. EFE