Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Oposición siria denuncia que están llevando presos políticos a los objetivos militares

Estambul, 29 ago (EFE).- El régimen de Damasco está trasladando a un importante número de presos hacia lugares que pueden ser objetivos militares, ha denunciado hoy en Estambul el portavoz de la Coalición Nacional Siria (CNFROS), Khaled Saleh.


Publicidad

“Desde hace algunos días, el régimen traslada a civiles detenidos sin juicio a lugares que podrían ser objetivo de combates, como son algunas instalaciones militares”, aseguró Saleh durante una rueda de prensa celebrada hoy en Estambul.

“Tenemos contactos dentro de las prisiones; algunos consiguen teléfonos móviles sobornando a los guardias, y seguimos la pista a varios prisioneros importantes. Los más importantes están muy vigilados, pero cuando hay 200.000 o 300.000 presos, es imposible controlar a todos”, indicó el portavoz.

Saleh se mostró favorable a una eventual intervención militar de Estados Unidos, aunque asumió que sólo tendría un alcance limitado.

“Si se decide golpear, algo que aún no se ha decidido, no es para cambiar el régimen sino para poner fin al uso de armas químicas. Lo entendemos y es un paso en la dirección correcta”, señaló el portavoz de la CNFROS.

De todas formas, la mera amenaza ya ha favorecido a la oposición porque en los últimos días han aumentado las deserciones de militares, que se habían reducido en los últimos meses.

“Varios altos oficiales se han quitado el uniforme y han salido como civiles hacia Líbano y otros países. Ellos ya prevén cómo acabará todo: si se toma la decisión de bombardear, su vida está en riesgo”, dijo.

De los aproximadamente 275.000 efectivos con los que contaba el Ejército sirio al principio, ahora sólo quedan 70.000 u 80.000, motivo por el que Al Asad ha tenido que recurrir a la milicia libanesa de Hizbulá, mientras que el opositor Ejército Libre de Siria (ELS) cuenta con unos 90.000 combatientes, pero mucho peor armados, estimó Saleh.

Aún así, el ELS sigue avanzando en el terreno y ha recuperado las posiciones en Guta, en la periferia de Damasco, que fueron ocupadas por el Ejército regular tras el ataque con armas químicas, señaló.

Añadió que miembros de la oposición acompañaron a los inspectores de Naciones Unidas durante las tres horas que pasaron en una zona de Guta para investigar este ataque.

“Creemos que los inspectores tienen pruebas suficientes como para demostrar que se usó gas y quién lo usó. También nosotros recogimos muestras y las mandamos a un país vecino; estarán a disposición de los gobiernos que quieran comprobarlas, pero creemos que no hará falta porque los inspectores ya las tienen también”, especificó.

Desde el principio de la guerra, la CNFROS y sus predecesores sostienen que han podido verificar el empleo de armas químicas en trece ocasiones, la mayoría con una cifra de entre veinte y cien muertos.

Junto con las 1.360 víctimas del ataque en Guta, el miércoles 22 de agosto, el total de fallecidos por gas tóxico alcanza las 2.000 personas, estimó el portavoz de la Coalición.EFE