Ecuador. domingo 17 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Exagente del FBI se declara culpable de filtración a Associated Press

Washington, 23 sep (EFE).- Un exagente del Buró Federal de Investigaciones (FBI), arrestado en 2012 por cargos de pornografía infantil, se declaró culpable de ser la fuente de las filtraciones a la agencia Associated Press sobre el desmantelamiento de un plan terrorista de Al Qaeda, informó hoy el Departamento de Justicia.


Publicidad

La fuente ha sido identificada como Donald Sachtleben, de 55 años y con residencia en Indiana, quien trabajó como experto de explosivos del FBI durante más de 25 años.

Según las autoridades estadounidenses, Sachtleben aceptó una sentencia de tres años y medio por el delito de revelación de información nacional de defensa y por conservar información clasificada en su residencia.

“Esta revelación injustificada y sin autorización puso en peligro severo la seguridad nacional y en riesgo la vida de personas”, señaló James M. Cole, fiscal general asistente de EE.UU. en una nota de prensa.

Cole subrayó que, aunque respetan el importante papel de la prensa, las autoridades deben actuar contra estas “peligrosas y críticas filtraciones” para “mantener al país seguro”.

De acuerdo con los documentos judiciales, Sachtleben intercambió varios mensajes de texto con un periodista de Associated Press (AP) en abril y mayo de 2012 antes de revelar la información sensible acerca de cómo EE.UU. había frustrado un complot de la red terrorista Al Qaeda en Yemen que pretendía atentar contra un avión con rumbo a Estados Unidos.

“Con esta sentencia, enviamos un mensaje de que este tipo de comportamientos es totalmente inaceptable y que ninguna persona se encuentra por encima de la ley”, agregó Joseph H. Hogsett, fiscal del distrito de Columbia, con quien se llevaron conjuntamente las investigaciones.

El caso de las filtraciones generó gran polémica a nivel nacional cuando saltó a la luz pública en mayo de este año la capacidad del Gobierno estadounidense para espiar a la prensa y revelarse que las autoridades habían espiado más de 20 líneas telefónicas de la agencia periodística en varias oficinas.

Entonces, el secretario de Justicia y fiscal general de Estados Unidos, Eric Holder, aseguró que la filtración a la agencia AP, que motivó el registro secreto de conversaciones telefónicas por parte de su departamento, fue “una de las más serias” que había visto en su carrera.

Por su parte, Sachtleben indicó en un comunicado emitido hoy por sus abogados que está “profundamente dolido” y remarcó que acepta y comprende totalmente que esta declaración supone “el inicio del proceso de pagar con todas las consecuencias de mi mala conducta”.

A la par, el exagente del FBI se declaró culpable en otro caso separado de posesión de pornografía infantil, por los que se espera que sea sentenciado a otros ocho años de cárcel.

Las autoridades estaban investigando el caso de las filtraciones, cuando se dieron cuenta de que los datos de llamadas coincidían con los del exagente del FBIarrestado previamente por pornografía de menores.