Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Colombia: FARC acepta idea de regularizar guerra

LA HABANA (AP) — Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) aceptaron una propuesta del vicepresidente del país, Angelino Garzón, para una regularización de la guerra interna que permita bajar la intensidad de la beligerancia.

LA HABANA (AP) — Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) aceptaron una propuesta del vicepresidente del país, Angelino Garzón, para una regularización de la guerra interna que permita bajar la intensidad de la beligerancia.


Publicidad

La guerrilla y el gobierno retomaron este lunes las conversaciones un una mesa de paz que ya lleva más de un año y podría terminar con un conflicto armado interno de cinco décadas.

“Hemos leído con suma atención su reciente pronunciamiento como ciudadano acerca de la conveniencia, de que tanto el gobierno como la guerrilla de las FARC, en beneficio de la paz para Colombia, suscriban de inmediato un ‘Acuerdo sobre mínimos humanitarios”’, expresó una declaración leída por el comandante rebelde Pablo Catatumbo.

Catatumbo, cuyo nombre legal es Jorge Torres Victoria, reaccionó a una misiva del vicepresidente Garzón, quien exhortó a la guerrilla firmar unos “mínimos humanitarios” sobre todo en lo que concierne a no afectar a la población civil con acciones y eliminar minas antipersonas.

La propuesta de Garzón no es oficial, sino que forma parte de una iniciativa personal.

Las FARC manifestaron “de manera pública y reiterada” la “absoluta disposición para concertar y firmar de manera inmediata un Tratado de Regularización de la Guerra, o un cese bilateral de hostilidades”, según Catatumbo.

En dos ocasiones a lo largo de este año y medio de negociaciones en Cuba los rebeldes anunciaron un cese al fuego unilateral –coincidiendo con los fines de año del 2013 y 2013– como un gesto de buena voluntad y exhortaron al gobierno a seguir sus pasos, pero Santos indicó que no habrá tregua hasta que la paz sea firmada por completo.

Catatumbo indicó que de realizarse el acuerdo de regularización de la guerra este debía ser implementado para ambas partes, por lo que el gobierno debía a su vez desarmar a las bandas paramilitares y de derecha.

Los rebeldes denunciaron en más de una veintena de dirigentes y líderes del movimiento Marcha Patriótica fueron atacados y muertos por paramilitares.

Las conversaciones entre la guerrilla y el gobierno comenzaron en Noruega en 2012 y luego se trasladaron a Cuba. Ambos Estados, junto con Chile y Venezuela son facilitadores del proceso de paz, que hasta ahora logró un acuerdo en dos puntos de una agenda de seis preacordada.

Actualmente las partes dialogan sobre el combate a las plantaciones de cultivos ilícitos y al tráfico de drogas.

—–

Los miembros de la guerrilla Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), desde la izquierda Pablo Catatumbo, Ricardo Tellez y Jesús Santrich, arriban a la continuación de las conversaciones de paz con el gobierno de Colombia en La Habana, Cuba, el miércoles 15 de enero de 2014