Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

ELN reivindica ataque contra campamento petrolero en Colombia

Foto de Archivo: La República.

Bogotá, 3 jul (EFE).- El Ejército de Liberación Nacional (ELN), la segunda guerrilla colombiana, reivindicó hoy el ataque cometido este domingo contra el principal campamento del oleoducto Caño Limón-Coveñas y justificó que se trata de un “objetivo militar”.


Publicidad

En el comunicado, el Frente de Guerra Oriental del ELN, presume de haber penetrado en el complejo petrolero, “custodiado por la Policía y el Ejército”, al medio día, y de haber destruido parte de la infraestructura.

“¡Nunca a esa hora y en un complejo petrolero se ha efectuado una acción de estas!”, agregan los “elenos”.

En el hecho, además de los daños materiales, resultaron heridas trece personas que trabajan en el complejo, un hecho que ha suscitado reacciones adversas de todo tipo.

El ELN justificó que el ataque fue contra un “objetivo militar declarado” y agregó que “asumirá su responsabilidad” si civiles son afectados por acciones armadas “fuera de los fortines de las multinacionales y el Estado”.

“Lo que no es cierto, es que hayamos violado protocolos, ni menos la libertad ciudadana”, dijo el ELN en el comunicado, al negar que la acción haya sobrepasado los límites del Derecho Internacional Humanitario (DIH).

“Nuestra acción burló la tecnificación más sofisticada, que según las Fuerzas Armadas, tiene dicho complejo. El Gobierno y sus Fuerzas Militares impotentes salen a decir que es un acto ‘terrorista’, porque hubo civiles heridos”, sigue el documento.

Finalmente, el ELN advierte que dentro del complejo quedaron sembradas 50 minas antipersonales, una hipótesis que negaron las autoridades.

El ELN inició hoy un paro armado que va hasta el 6 de julio, en el que la guerrilla restringe, bajo amenazas de ataque, la movilidad de personas y vehículos por las carreteras y tendrá aplicación en vías, transporte y comercio en Arauca, Boyacá, Casanare y Santander y Norte de Santander, departamentos cercanos a la frontera con Venezuela.

Esta guerrilla mantiene diálogos exploratorios de paz con el Gobierno desde enero de este año con el objetivo de iniciar un proceso de paz a semejanza del de las FARC, que ya encara su recta final. EFE