Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Trasladan los 198 cuerpos localizados mientras aumenta la presión a Putin

Redacción Internacional, 20 jul (EFE).- Los 198 cuerpos localizados hasta ahora en el lugar donde cayó el avión malasio derribado serán trasladados hoy a hospitales de Donetsk, mientras aumenta la presión internacional para que el presidente ruso, Vladímir Putin, inicie una investigación sobre el siniestro.


Publicidad

Los cadáveres fueron cargados en cinco vagones refrigerados en la localidad de Torez tras ser supervisados por los observadores de la OSCE, según algunas fuentes, aunque otras afirman que los expertos aún no han podido inspeccionae los cuerpos.

Según la agencia rusa RIA Nóvosti, los expertos contabilizaron 198 cuerpos, aunque el jefe de la misión de la OSCE en Ucrania, el suizo Alex Hug, dijo al diario británico The Guardian que “inspeccionaron (el tren), pero no contaron el número de víctimas, argumentando que no podían sin los medios técnicos necesarios”.

En cualquier caso, tres días después de que el avión fuera derribado por un misil los servicios de rescate ucranianos han retirado la mayoría de los cuerpos localizados en un campo junto a la localidad de Grábovo, donde cayó la mayor parte de los restos del avión malasio con 298 personas a bordo, según pudo saber Efe.

“Allí sólo quedan unas 20 bolsas con partes de cuerpos que no estaban enteros”, dijo a Efe uno de los socorristas ucranianos entrevistado a pocos metros del centro de la tragedia.

Los separatistas prorrusos reconocieron hoy haber trasladado ya a Donetsk a varias decenas de cuerpos y que habría que sumar a los 198 localizados por los servicios de rescate ucranianos.

“Hemos recogido los restos esparcidos en las calles del pueblo, en los patios de las viviendas e incluso en alguna casa, donde atravesaron el tejado. Dejarlos allí era imposible desde el punto de vista sanitario”, dijo Serguéi Kvartadze, uno de los líderes sublevados.

Lejos del lugar de la tragedia, la comunidad internacional presiona a Putin para que se distancie de los separatistas e impulse una investigación independiente sobre lo ocurrido, después de que los servicios de seguridad ucranianos difundieran una supuesta grabación entre dos líderes prorrusos que incriminaría a Rusia de ocultar pruebas.

“El destino de las cajas negras es primordial. Deben estar bajo nuestro control. (…) No es una petición mía, nos llega desde arriba, (…) y con esto me refiero a Moscú”, dice un presunto comandante prorruso en el vídeo difundido a través de Youtube.

Poco antes, el presidente de Ucrania, Petro Poroshenko, había comparado la tragedia del avión con los atentados del 11 de septiembre en Nueva York y con el secuestro del vuelo de Pan Am por terroristas libios en 1988 en una conversación con su colega galo, Francois Hollande.

El mandatario francés se pronunció a favor de una exhaustiva investigación internacional y aseguró a Poroshenko que si se demuestra la implicación de Rusia en el suministro de armas a los milicianos se convocará de urgencia el Consejo de la Unión Europea.

En ese sentido, el ministro británico de Exteriores, Philip Hammond, acusó hoy a Putin de “obstruir” la investigación y pidió la “plena cooperación” de Moscú para esclarecer la tragedia.

En declaraciones a la BBC, Hammond dijo que Putin podría permitir su puesta en marcha, pero “no lo ha hecho”.

“Los rusos tienen probablemente más información sobre el incidente que nosotros. Están muy cerca, están a pocas millas de la frontera rusa, tienen muchos aviones militares en la zona y no dicen nada. Lo que necesitamos es la plena cooperación de Rusia”, dijo Hammond después de que el primer ministro británico, David Cameron, se mostrase a favor de sanciones a Rusia si no cambia su actitud.

La ministra australiana de Exteriores, Julie Bishop, viaja hoy a EEUU para pedir al Consejo de Seguridad de la ONU una resolución vinculante sobre la apertura de una investigación independiente que se debatirá “a lo largo de la próxima semana”. EFE