Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Marina Silva promete “responsabilidad fiscal, baja inflación y libre cambio”

Río de Janeiro, 25 sep (EFE).- La ecologista Marina Silva, una de las favoritas a vencer las elecciones presidenciales de octubre en Brasil, afirmó hoy que, en caso de ser elegida, no promoverá ninguna “aventura” con la política económica del país, pues su compromiso es con el control de la inflación y del gasto público.


Publicidad

La candidata del Partido Socialista Brasileño (PSB) dijo en una entrevista a la televisión Globo que Brasil necesita recuperar la credibilidad para volver a crecer y retomar la política económica que adoptó en los últimos veinte años y de la que, según ella, la actual mandataria y aspirante a la reelección, Dilma Rousseff, se alejó.

“Nuestro compromiso es mantener la estabilidad económica con la política que tiene como base el trípode de responsabilidad fiscal, inflación bajo control y libre cambio”, aseguró Silva, segunda en las encuestas para la primera vuelta electoral y técnicamente empatada con Rousseff en una muy posible segunda vuelta.

Según la ecologista, la política económica que permitió controlar la inflación tras décadas de inestabilidad e impulsar el crecimiento, fue adoptada por el presidente Itamar Franco (1992-1994) y mantenida en los gobiernos de Fernando Henrique Cardoso (1995-2002) y Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2010).

Silva aseguró que la actual crisis económica del país, con el crecimiento en fuerte desaceleración, inflación en alza y aumento del gasto público, fue provocada por la decisión de Rousseff de interrumpir una política que había dado resultados.

“Dilma (Rousseff) se aventuró (en política económica) y tenemos como consecuencia un país con baja credibilidad, bajo crecimiento, baja inversión e intereses altos que ahuyentan la inversión”, dijo.

Afirmó que para que Brasil vuelva a crecer con inflación baja es necesario generar un ambiente de confianza, credibilidad y respeto a los contratos que le ofrezca garantía a los inversores.

“Nosotros no vamos a aventurarnos en política económica. No vamos a inventar la rueda. Nuestro compromiso es crear un ambiente que favorezca el regreso de las inversiones y eso sólo será posible con un Gobierno que cuente con credibilidad“, afirmó.

Agregó que, además de comprometerse con la meta fijada por el Banco Central de mantener la inflación en el 4,5 % anual, se esforzará, en caso de ser elegida, por el control de los gastos públicos.

“Nuestro compromiso es no elevar los gastos públicos por encima de la tasa de crecimiento de la economía”, afirmó.

La candidata del PSB dijo que una de las primeras medidas de su eventual Gobierno será crear por ley un Consejo de Responsabilidad Fiscal que audite permanentemente las cuentas públicas y garantice la transparencia.

“Sufrimos con una baja credibilidad en parte por el descontrol de las cuentas públicas. Hoy no sabemos cuál es el tamaño de los gastos porque no hay transparencia y las cuentas públicas son maquilladas para que muestren un superávit fiscal que no existe”, dijo.

Según la ecologista, el Consejo de Responsabilidad Fiscal también evitará el actual desperdicio de recursos públicos en proyectos de infraestructura que terminan costando cuatro o cinco veces el presupuesto inicialmente calculado.

Silva dijo igualmente que Rousseff debe resolver urgentemente la “crisis” que generó con la “manipulación” de algunas tarifas que son administradas por el Gobierno, como las de energía eléctrica y combustibles, para controlar artificialmente la inflación.

La candidata acusó a la jefa de Estado de haber manipulado esos precios para generar dividendos políticos de cara a las elecciones presidenciales, lo que, según afirmó, reafirma su oposición a la reelección presidencial, con la cual propone acabar para adoptar un mandato de cinco años en vez de los actuales cuatro. EFE