Ecuador. viernes 15 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Rusia cree que hay una oportunidad de lograr la paz en Ucrania

El ministro de relaciones exteriores de Rusia Sergey Lavrov escucha al canciller libio Mohamed Abdelaziz, en Moscú, el martes 10 de septiembre de 2013. Damasco aceptó la propuesta de Moscú de poner su arsenal de armas químicas bajo el control internacional para su desmantelamiento posterior, anunció el martes el gobierno sirio. (AP Foto/Ivan Sekretarev)

Moscú, 12 dic (EFE).- El ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, aseguró hoy que con la tregua declarada esta semana en el este de Ucrania se presenta la oportunidad de lograr la paz en el país vecino.


Publicidad

“Ha surgido una oportunidad de lograr la paz en Ucrania. Con dificultades, pero de todas formas se logró declarar una tregua, se estableció un régimen de alto el fuego”, dijo Lavrov a medios locales.

Lavrov subrayó que ahora “hay que encontrar la forma de reanudar el trabajo del Grupo de Contacto con participación de representantes de las autoridades ucranianas y de las autoproclamadas repúblicas populares de Donetsk y Lugansk”.

Precisamente, ambas partes negocian en estos momentos la convocatoria de negociaciones de paz en Minsk con mediación de Rusia y la OSCE.

El jefe de la diplomacia rusa destacó que Moscú está haciendo todo lo posible para que ambos bandos consensúen sus posturas “lo antes posible”.

En su opinión, la paz debe permitir la reconstrucción de la zona de conflicto, la apertura de un diálogo político entre Kiev y los separatistas, y la reforma constitucional de Ucrania, que, según Moscú, debe convertir ese país en una federación en la que se respeten los derechos de la minoría rusa.

Moscú ha instado a ambos bandos a trazar una línea de separación y crear una zona desmilitarizada con la retirada del armamento pesado de una franja de 30 kilómetros de ancho, en virtud del Memorándum de Minsk del 19 de septiembre.

El presidente de Ucrania, Petró Poroshenko, aseguró durante su visita a Australia que la pasada madrugada fue la primera en mucho tiempo en que no resultó muerto ni herido ningún soldado ucraniano.

Por su parte, los separatistas reconocen que, con la excepción de “esporádicas acciones militares”, la tregua es a grandes rasgos respetada.

“Se han producido algunas escaramuzas, pero no con el empleo de armamento pesado, sino de armas ligeras. No se han registrado acciones militares propiamente dichas”, dijo Andréi Purguin, jefe del Soviet Supremo (Legislativo) separatista de Donetsk.

Insisten en su disposición a acudir a Minsk para una nueva reunión del Grupo de Contacto, cuya convocatoria se ha retrasado debido a las discrepancias sobre la agenda.

Además de la retirada de la artillería y las lanzaderas de misiles de la zona de seguridad, los separatistas quieren tratar el gradual levantamiento del bloqueo económico impuesto a las zonas rebeldes por Kiev y la entrada en vigor de las leyes que conceden tres años de autonomía a los separatistas y amnistía a los milicianos.

Los rebeldes consideran como bloqueo económico la decisión de Kiev de suspender los servicios bancarios y evacuar a la administración pública de la zona.

“Lo más importante es la vida de las personas. Esperamos que se entable un diálogo que permita el arreglo del conflicto por la vía pacífica”, dijo Alexéi Kariakin, jefe del Parlamento separatista de Lugansk.

La actual tregua indefinida es la segunda en la zona rebelde desde el estallido del conflicto separatista el pasado abril, después del alto el fuego sellado el 5 de septiembre en Minsk, que nunca puso fin a las hostilidades.EFE