Ecuador. viernes 15 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Presidente alemán califica a matanza de armenios como geonocidio

El presidente de Alemania, Joachim Gauck, tercero desde la izquierda, y su socia, Dabiela Schadt, a su derecha, en un servicio ecuménico para recordar la masacare armenia en la Catedral de Berlín, Alemania, el jueves 23 de abril de 2015. El viernes, 24 de abril, los armenios conmemoran 100 años de lo que los históricos estiman fue la matanza de más de 1,5 millones de armenios a manos de los turco otomanos, un evento visto por muchos académicos como un genocidio. (Foto AP/Michael Sohn)

BERLÍN (AP) — La matanza masiva de armenios a manos de los turcos otomanos hace un siglo fue un genocidio, dijo el jueves el presidente de Alemania, lo que marca un cambio en la postura del país luego de que autoridades habían evitado el término anteriormente.


Publicidad

El mandatario Joachim Gauck dijo que hoy está claro que “el destino de los armenios es ejemplar para la historia de la destrucción masiva, la depuración étnica, las expulsiones y genocidios que marcan el siglo 20 de una manera tan terrible”.

El Parlamento alemán debatirá una moción el viernes utilizando esas mismas palabras, una fórmula que el gobierno ha respaldado luego de consultas con legisladores y la oficina de Gauck.

Gauck realizó una segunda y más directa referencia al “genocidio contra los armenios”.

Los historiadores estiman que hasta 1,5 millones de armenios fueron asesinados por los turcos otomanos en el periodo en que se libró la Primera Guerra Mundial, un hecho que muchos académicos consideran el primer genocidio del siglo 20.

Turquía, sin embargo, rechaza que las muertes hayan constituido un genocidio, afirmando que la cifra es exagerada, y que aquellos que murieron fueron víctimas de la guerra civil y la inestabilidad política. Ha presionado fuertemente para evitar que los países reconozcan la masacre como un genocidio.

Turquía retiró a su embajador ante el Vaticano luego de que a principios de este mes el Papa Francisco describiera la matanza como un genocidio, y dijo que haría lo mismo con su embajador en Austria luego de que el parlamento austriaco realizara una declaración similar.

El gobierno alemán había evitado en el pasado el uso del término genocidio, pero encaró creciente presión de los legisladores para que Gauck, un extrovertido ex pastor sin afiliación partidaria, utilizara la palabra.

El martes, la primera ministra, Angela Merkel, tuvo lo que su gobierno describió como “una buena conversación”, con su contraparte turca, Ahmet Davutoglu al respecto. (I)

Por Geir Moulson, Associated Press