Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Ataque a base de la OTAN deja nueve muertos

La policía nacional de Afganistán hace guardia ante la puerta de la Academia de Policía un día después de dos ataques insurgentes masivos en Kabul, Afganistán, el 8 de agosto de 2015. (Foto AP/Rahmat Gul)

KABUL, Afganistán (AP) — Un soldado extranjero y ocho contratistas afganos murieron en un ataque a una base militar en la capital de Afganistán, dijo un funcionario de la OTAN el sábado. El Talibán se atribuyó el ataque y no se informó de la nacionalidad del soldado.


Publicidad

Varios soldados de la OTAN y contratistas civiles extranjeros resultaron heridos en el ataque del viernes por la noche, explicó el portavoz del organismo internacional, el coronel Brian Tribus. Los afganos fallecidos trabajaban para la misión de apoyo de la OTAN en Camp Integrity, en Kabul.

El ataque del viernes por la noche a Camp Integrity, además de dos ataques masivos en Kabul antes en el día, ponen en duda la capacidad del presidente afgano, Ashraf Ghani, para aplacar a la insurgencia violenta que está agitando el país a pesar de que su gobierno está centrado en alcanzar la paz con los talibanes.

La confirmación de los fallecimientos de los contratistas eleva a al menos 44 el número de muertos en una de las jornadas más sangrientas en la capital. Cientos de personas sufrieron heridas a consecuencia de tres ataques.

El Talibán dijo en un comunicado que participaron cuatro efectivos, uno de los cuales detonó explosivos en un auto en la entrada para que los otros tres ingresaran a la base.

El ministerio del Interior dijo que 10 guardias de seguridad resultaron heridos y tres insurgentes fueron abatidos por las fuerzas de seguridad.

Este ataque se produjo horas después del ataque suicida a una academia policial que dejó 20 muertos y al menos 24 heridos.

El Talibán también se atribuyó la responsabilidad de ese ataque, en el que una persona vestida con uniforme policial se mezcló con los cadetes que regresaban de franco.

Cuando estaban por entrar a la academia, el atacante detonó un chaleco explosivo, dijo un agente de seguridad que habló bajo la condición de anonimato porque no estaba autorizado a dar información.

Previamente, un camión bomba estalló en una zona residencial de la ciudad cobrándose 15 vidas y causando heridas a más de 200, en uno de los ataques más devastadores en la capital desde el inicio de la insurgencia en 2001.

Los ataques del viernes se producen tras una semana de disturbios luego de que el servicio de inteligencia de Afganistán anunciase la muerte del líder de los talibanes, el mulá Mohamed Omar, hace más de dos años. (I)

Por LYNNE O’DONNELL, Associated Press