Ecuador. domingo 22 de octubre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Bill Clinton recorre Texas en la víspera del supermartes en apoyo a su esposa

Bill Clinton, expresidente de los Estados Unidos. Foto de Archivo, La República.

Austin (EE.UU.), (EFE).- A pocas horas del inicio de las votaciones, el expresidente estadounidense Bill Clinton recorrió hoy las principales ciudades de Texas en busca de una clara victoria para su esposa, Hillary, en las primarias de este estado, el más importante del supermartes.


Publicidad

Clinton empezó el día en Houston, lo terminó en San Antonio e hizo una parada en el camino en Fort Worth. Fueron en total 850 kilómetros (530 millas) en los que el exmandatario trató de convencer a los electores de que la unión de los Clinton con Texas es más fuerte que la de su oponente, el senador Bernie Sanders.

En 1972, los Clinton aterrizaron en el sur de Texas para registrar a votantes latinos, una anécdota que la exprimera dama ha explotado durante toda su campaña y también hoy el propio Bill: “Desde ese día hasta hoy, hemos creído en la promesa de este estado”.

La semana pasada, el expresidente ya estuvo en Dallas y en la ciudad fronteriza de Laredo, en un intento de impulsar la candidatura de Clinton en el estado que más delegados reparte este supermartes, un total de 222.

Una encuesta de YouGov divulgada la semana pasada, daba a Clinton diez puntos de ventaja sobre Sanders (54% a 44%), aunque en la mayoría de sondeos la diferencia es mayor.

En los actos de hoy, Clinton atacó a Sanders con el argumento de que su programa es monotemático: “No todas las barreras que debemos derrumbar son económicas”.

También hizo referencia al debate republicano de la semana pasada y lo comparó con una “pelea de recreo” escolar y con un “‘reality show’ malo”.

En las primarias de 2008, Clinton ganó en Texas a su entonces rival, Barack Obama, y todo apunta a que este martes repetirá victoria, aunque la cantidad de delegados que sume dependerá de la diferencia que abra con Sanders.

Este sábado, Sanders visitó Texas por primera vez desde el mes de julio y congregó a 10.000 personas en Austin y 7.000 en Dallas.

En las elecciones presidenciales que tendrán lugar en noviembre están llamados a votar más de 23 millones de electores de origen hispano. EFE

(I)