Ecuador. Martes 27 de septiembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Militares reprimen protestas por hambre en Caracas

"Comida", "Tenemos hambre", "Maduro cobarde, el pueblo tiene hambre" y "revocatorio", gritaban los exaltados lugareños custodiados por la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) y la Policía Nacional Bolivariana (PNB), que buscaban evitar choques entre los manifestantes e integrantes de los colectivos afectos al Gobierno. ARIANA CUBILLOS (AP)

CARACAS, Venezuela (AP) — Varias decenas de personas que protestaban por la escasez de alimentos tomaron el jueves por más de tres horas algunas de las principales vías del centro de la capital, situación que forzó la intervención de centenares de policías y guardias nacionales que utilizaron gases lacrimógenos para dispersar a los manifestantes.

Publicidad

Al grito de “¡Queremos comida!” varias decenas de manifestantes, en su mayoría de origen pobre, bloquearon dos de las principales avenidas del centro de la capital en protesta por la creciente escasez de alimentos. Los comercios de la zona cerraron por precaución mientras el tránsito fue desviado hacia otras vías lo que generó un fuerte congestionamiento de vehículos en algunas avenidas.

La protesta se inició cerca del mediodía cuando las autoridades se llevaron un cargamento de productos que iban a ser vendido en un comercio de la zona. El retiro de los productos desató la ira de decenas de personas que aguardaban desde la madrugada en el lugar para comprar los alimentos.

Los frustrados compradores de inmediato cerraron la céntrica avenida Fuerzas Armadas al grito de “¡Y va caer, y va caer, este gobierno va a caer!” mientras desde los edificios algunas personas sonaban cacerolas en señal de respaldo a los manifestantes. En pocos minutos decenas de guardias nacionales y policías, con equipos antimotines, tomaron los alrededores para tratar de reabrir la vía.

Algunos manifestantes comenzaron a movilizarse hacia la céntrica avenida Urdaneta para cerrarla. Guardias nacionales y policías formaron un gran cordón en medio de la vía para evitar el avance de algunos de los manifestantes que amenazaban con subir hacia el palacio de gobierno, que está a más de un kilómetro del sitio donde se registró la protesta. La policía lanzó algunos gases lacrimógenos para tratar de dispersarlos.

“Queremos comida. Nos están matando de hambre. Nuestros niños a esta hora no han almorzado”, dijo entre desesperados gritos Wilfredo Martínez, un pastelero 40 años, mientras manifestaba en medio de la vía.

“Queremos que salga alguien del gobierno y nos dé explicaciones porque no hay comida”, indicó Martínez a la AP.

“No tengo nada en mi casa, por eso salgo a la calle esperando que haya algo para comer porque no hay nada”, dijo María Marcano, un ama de casa de 55 años, al explicar las razones que la llevaron a sumarse a la protesta.

En medio de la protesta se presentaron supuestos seguidores del gobierno, algunos de ellos armados, quienes entre gritos y golpes se enfrentaron a los manifestantes y algunos periodistas y fotógrafos que cubrían en el evento.

En una calle del centro de la ciudad se aglomeraron algunos jóvenes manifestantes, con los rostros cubiertos con telas, quienes colocaron una barrida de basura en medio de la vía y se enfrentaron a los guardias nacionales y les lanzaron botellas, piedras y otros objetos contundentes.

Decenas de guardias nacionales, algunos en motocicletas, lanzaron gases lacrimógenos contra los manifestantes para dispersarlos. Desde los edificios aledaños algunos habitantes comenzaron arrojar botellas y piedras a los militares mientras les gritaban insultos y les decían “tenemos hambre”.

El alcalde oficialista de Caracas, Jorge Rodríguez, responsabilizó a un grupo de la oposición de las protestas y dijo que algunos comercios descargaron sus mercancías a mitad de la mañana “para que se generen estos focos de disturbios”.

Rodríguez indicó a la televisora estatal que tras los incidentes las autoridades lograron el control de la situación.

Por su parte, el dirigente opositor y ex candidato presidencial Henrique Capriles, expresó a través de su cuenta de Twitter que “Cada día nuestro Pueblo más cerca de Miraflores (palacio de gobierno) exigiendo comida”.

“Quién podrá más? El Pueblo venezolano o Nicolás Maduro y su cúpula corrupta?”, agregó.

Venezuela está sumida en una compleja crisis económica dominada por una desbordada inflación que se estima que podría alcanzar este año 720%, severos problemas de escasez de alimentos, medicinas y otros productos básicos, y una recesión que se estima podría agravarse por el deterioro de los precios del petróleo que financian 96% de los ingresos que recibe el país por exportaciones.

Entre los productos escasos se cuentan alimentos como leche, carne de pollo y de res, huevos, café, aceite, azúcar, harina de trigo, harina de maíz y mantequilla, al igual que productos de limpieza y de higiene personal.

Ayer también se registraron protestas en la capital venezolana, mientras que en los últimos días han ocurrido desórdenes en ciudades como Valencia, Maracay y Maracaibo.

Las protestas callejeras en todo el país han registrado un progresivo incremento en medio de la compleja crisis, según registros de la organización local Observatorio Venezolano de Conflictividad Social.

En los primeros cuatro meses del año esta organización reportó 2.138 protestas de las cuales 508 fueron por alimentos. Asimismo, registraron en ese mismo período de tiempo 166 saqueos e intentos de saqueos de comercios.

Marco Antonio Ponce, coordinador general del Observatorio, dijo recientemente al diario local El Nacional que quienes encabezan las protestas en el país ya no son estudiantes, políticos, ni trabajadores, sino los habitantes de las comunidades.

Actualmente en Venezuela rige un estado de excepción y emergencia económica decretado por Maduro para enfrentar la situación del país y los supuestos intentos por desestabilizar su Gobierno.

______

Siga a Fabiola Sánchez en Twitter: https://twitter.com/fisanchezn

 

EFE

Publicidad