Ecuador. lunes 23 de octubre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Estados Unidos no se retirará de pacto con Irán, a pesar quejas de Trump

Donald Trump.

WASHINGTON (AP) — El presidente Donald Trump se aprestaba a expresar el viernes más tarde que si bien el acuerdo nuclear con Irán ya no protege los intereses de seguridad nacional del país, Estados Unidos no se retirará del pacto ni volverá a imponer sanciones a la República Islámica, adelantaron funcionarios y asesores del gobierno.


Publicidad

En un discurso desde la Casa Blanca, Trump señalará los defectos que encuentra en el pacto y también se referirá a actividades no nucleares de Irán que considera problemáticas, dijeron cuatro funcionarios y asesores. Éstas son, entre otras, el programa de misiles balísticos y el apoyo al presidente sirio Basar Assad, al Jezbolá libanés y otros grupos desestabilizadores de la región.

La ley obliga a Trump a notificar al Congreso antes del domingo si Irán está cumpliendo con las condiciones del acuerdo negociado a lo largo de 18 meses por su predecesor Barack Obama y determinar si sigue constituyendo una prioridad para la seguridad nacional. El presidente reconocerá que Teherán cumple con la letra del acuerdo, pero argumentará que éste contiene defectos fundamentales y que su conducta en aspectos no nucleares viola el espíritu de la estabilidad regional que debía fomentar, según las fuentes.

Los funcionarios y asesores, que hablaron bajo la condición de anonimato al anticiparse al discurso, dijeron que Trump no pedirá que se vuelvan a imponer sanciones a Teherán. Exhortará a los legisladores a imponer nuevas condiciones más duras para que siga beneficiándose con el levantamiento de sanciones que obtuvo a cambio de limitar su programa nuclear. Además, anunciará su intención de imponer sanciones a la Guardia Revolucionaria iraní al designarla organización terrorista bajo un decreto presidencial existente, dijeron las fuentes.

“La conducta temeraria del régimen iraní y de la Guardia Revolucionaria en particular, significa una de las amenazas más peligrosas para los intereses de Estados Unidos y la estabilidad regional”, dijo la Casa Blanca en un comunicado. El texto, que no revela la decisión de Trump, denuncia a Obama por “enfocarse de manera miope en el programa nuclear de Irán, excluyendo muchas otras actividades malignas del régimen” y dice que no se repetirán los mismos “errores”. (I)

The Associated Press