Ecuador. viernes 15 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Rafael Correa y Washington DC

Ezequiel Vásquez-Ger
Washington, Estados Unidos

Semanas atrás el periodista Paul Barret de Bloomberg Businessweek publicó una serie de noticias en las cuales identificaba a una firma de relaciones públicas en New York llamada MCSquared PR como los responsables de la promoción de ciertas acciones y eventos en contra de Chevron, en el marco del caso judicial que la petrolera lleva en contra del abogado norteamericano Steven Donziger.

Ezequiel Vásquez-Ger
Washington, Estados Unidos


Publicidad

Semanas atrás el periodista Paul Barret de Bloomberg Businessweek publicó una serie de noticias en las cuales identificaba a una firma de relaciones públicas en New York llamada MCSquared PR como los responsables de la promoción de ciertas acciones y eventos en contra de Chevron, en el marco del caso judicial que la petrolera lleva en contra del abogado norteamericano Steven Donziger.

Posteriormente, Lachlan Markay del medio digital Washington Free Beacon descubrió que la firma MCSquared, a pesar de haber asegurado a Barret tener al Gobierno ecuatoriano como cliente, no había registrado dicha relación con el Departamento de Justicia, tal como es requerido por la ley de Estados Unidos para todo aquel que actúa como agente de un gobierno extranjero.

Tres semanas después del artículo de Markay, la firma MCSquared finalmente se registró con el Departamento de Justicia. El contrato presentado en dicho registro abre una enorme cantidad de dudas dado el abultado monto del mismo: 6,4 millones de dólares entre mayo de 2013 y abril de 2014, lo cual equivale a 534.000 dólares al mes.

Pero esta no es la primera vez que Ecuador contrata una firma de relaciones públicas en Estados Unidos para penetrar medios de comunicación o establecer canales de dialogo con el Gobierno americano. De hecho, Ecuador es el país de América Latina más activo en este tipo de contrataciones, superado solamente por México.

De acuerdo a registros oficiales del Departamento de Justicia, entre principios de 2009 y finales de 2014, Ecuador habrá gastado en Washington un total estimado de 10.426.999 dólares en honorarios más 398.191,68 en expensas y gastos de representación, a través de 10 diferentes firmas de relaciones públicas y relaciones gubernamentales: Brown Lloyd James LDT, DTB Associates LLP, Fenton Communications, Foley Hoag, Humanitas Global Development, Patto Boggs LLP, Van Scoyoc Inc., McSquared PR, Ketchum Inc., y Delahunt Group LLC, esta última contratada pocos días atrás.

La firma que más dinero recibió de Ecuador fue MCSquared PR, que como ya dijimos, entre mayo de 2013 y abril de 2014 recibió un total de 6.408.800 dólares. Otra de las grandes beneficiadas fue Patton Boggs LLP (ahora llamada Squire Patton Boggs), que en un periodo estimado de 39 meses facturó un total de 1.847.932,88 incluyendo expensas. Brown Lloyd James, trabajó con el Gobierno ecuatoriano 18 meses. En ese periodo recibió un total de 848.264,13 dólares, lo que equivale a un pago mensual estimado de 46.602,72. Van Scoyoc Associates, Inc. por su parte, trabajó con Ecuador durante 6 meses, facturando un total de 218.578,52 dólares.

De acuerdo a información disponible en la página de Sunlight Foundation, estas firmas, que actuaron como agentes del Gobierno ecuatoriano, tuvieron un total de 685 contactos con el Gobierno Americano, la prensa internacional, u otros actores relevantes. 177 de esos contactos fueron en persona, 196 por email, 30 por teléfono, y 282 clasificados como “otros”. Quien más contactos realizó fue Brown Lloyd James con un total de 242, seguido por Fenton con 136, Patton Boggs con 133 y Van Scoyoc con 124.

En las reuniones personales, emails o llamadas telefónicas, se registraron pedidos de reuniones para la Embajadora Nathalie Cely y otros visitantes de Ecuador, entre los cuales resalta el nombre de Gustavo Jalkh. Jalkh es el Presidente del Consejo de la Judicatura del Ecuador, un organismo encargado de administrar la justicia en el país y que ha sido reiteradamente señalado por las irregularidades en los procesos de selección de jueces.

Los principales temas de conversación con Miembros del Congreso, Departamento de Estado, Departamento de Justicia y la oficina del Representante de Comercio de Estados Unidos, fueron las relaciones bilaterales entre Ecuador y Estados Unidos y la extensión de ATPDEA (Tratado Andino de Promoción Comercial), tratado que finalmente fue cancelado por el propio Correa a mediados de 2013, después del evidente fracaso de sus lobistas por intentar extenderlo y ser de público conocimiento que el Congreso americano no tenía intención alguna de extenderlo.

A través de sus agentes, la Embajada también impulsó una fuerte estrategia de promoción mediática. Por ejemplo, McSquared colocó 125.500 dólares en compra de anuncios en medios de comunicación a través de la subcontratación de Fitzgibbon Media y 85.468 en la colocación de un anuncio en el Washington Post, entre otros. Los diferentes agentes también trabajaron para asegurar entrevistas y lograr la colocación de columnas de opinión.

Los detalles de los contratos con cada una de las firmas dejan al descubierto cuestiones sumamente interesantes. El más interesante, sin embargo, es el abultado contrato con MCSquared PR, el cual fue firmado por María del Carmen Garay –Directora de MCSquared- y la Embajadora Nathalie Cely en Abril de 2013, pero registrado con el Departamento de Justicia recién el 3 de Julio de 2014, más de un año después de haberse realizado el primer pago. El mismo dice que quién solicitó la contratación fue el Dr. Fernando Alvarado Espinel, Secretario Nacional de Comunicación del Ecuador, con el fin de contrarrestar las fuerzas internacionales que quieren “destruir la creciente imagen de liderazgo mundial del presidente Correa y aislar al país de la comunidad internacional”, a través de la realización de actividades de comunicación internacional y que hagan frente a la actividad de organizaciones y corporaciones multinacionales para menoscabar la reputación del Ecuador.

La justificación de cómo se iban a gastar los 534 mil dólares mensuales también genera dudas. Por ejemplo, el contrato dice que MCSquared gastará 150 mil dólares al mes para la elaboración de estudios e informes técnicos sobre tácticas de reputación, 90 mil dólares al mes en encuestas de opinión, 100 mi dólares al mes en el desarrollo de un website y 100 mil dólares al mes y la producción de video y material multimedia para ser publicado en portales digitales, entre otras cosas.

Llama la atención también que Alvarado y Cely hayan decidido contratar a una pequeña firma de Brooklyn encabezada por tres ecuatorianos con aparentemente poca trayectoria. De acuerdo al Washington Free Beacon, una de las personas que aparecía en la página de MCSquared como punto de contacto era Cynthia Zapata Solis, quién anteriormente había sido empleada del Ministerio de Medio Ambiente de Ecuador.

Este activismo de relaciones públicas de Rafael Correa en Estados Unidos deja en claro los esfuerzos del mandatario ecuatoriano por intentar cambiar la mala imagen que él mismo se ha creado, a través de sus ataques a la prensa, la destrucción del sistema judicial, y su modo autoritario de gobernar. Pero el sol no se puede tapar con un dedo, 11 millones de dólares no son suficientes para ocultar una realidad.

Ezequiel Vázquez-Ger es consultor y analista político basado en Washington DC. Su texto ha sido publicado originalmente en el diario El País, de España.