Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Los del 17S ratifican su marcha contra las reformas laborales

Rueda de prensa de la Conaie, el 15 de septiembre de 2014. API/Juan Cevallos

Dirigentes de ocho organizaciones sindicales, indígenas y estudiantiles ratificaron ayer la convocatoria a una marcha nacional para la tarde del miércoles 17 de septiembre y afirmaron que no habrá cambios en su recorrido, pese a las advertencias del presidente Rafael Correa de llevar a sus simpatizantes a las calles, según ha informado El Universo.


Publicidad

Mesías Tatamuez, dirigente de la Cedocut, insistió en que la movilización será pacífica y que no “caerán en provocaciones” que puedan surgir de los sectores que apoyan al Gobierno.

La movilización obrera se iniciará a las 16:00 en la Caja del Seguro Social, en el centro de la ciudad, y concluirá en la Plaza San Francisco. En cambio, los oficialistas se instalarán en la Plaza Grande, desde las 13:00

Los grupos sociales reiteraron que protestarán por el anteproyecto de Código Laboral que discute la Asamblea, por las enmiendas constitucionales que plantea el oficialismo, por la eventual alza de pasajes, la aprobación de la Ley de Recursos Hídricos y por el libre ingreso a la universidad pública.

Édgar Sarango, dirigente del FUT, reveló que enviaron una carta al mandatario solicitando una audiencia para hablar de los temas ya citados.

Pablo Serrano, de la Ceosl, indicó que esta manifestación no busca “medir fuerzas” ni “desequilibrar al Gobierno”, sino que responde al reclamo obrero.

En tanto, el asambleísta oficialista Fausto Cayambe, quien es miembro de la Comisión de los Derechos de los Trabajadores de la Asamblea, señaló que en la manifestación de Alianza PAIS se explicará al país que no existe un proyecto definitivo del nuevo Código Laboral.

En las últimas semanas, el ministro de Relaciones Laborales, Carlos Marx Carrasco, ha dicho que se introdujeron más de 200 cambios al texto original.

Cayambe afirma que hay la intencionalidad de desestabilizar al Gobierno puesto que la dirigencia de los trabajadores mantiene un discurso de oposición a un Código. “Aspiro a que no se presten para la restauración de la nueva derecha en el país”, indicó.