Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Rolando Panchana deja la Gobernación del Guayas

Rolando Panchana. Foto: Asamblea Nacional/Archivo

Haber sugerido “sin sustento” un cambio de sede para la misa que el papa Francisco oficiará en Guayaquil, en julio próximo, motivó la salida de Rolando Panchana Farra de la Gobernación del Guayas.


Publicidad

Así lo afirmó este jueves la secretaria de la Política, Viviana Bonilla, quien puntualizó que él presentó su renuncia al presidente Rafael Correa y este la aceptó, informa Diario El Universo.

“Cualquier declaración que pueda poner en duda, que pueda poner en riesgo, incluso comprometer de alguna manera este aspecto, no puede ser permitida. Eso es lo que ha sucedido con Rolando Panchana; él presentó su renuncia por esto, porque no existen todavía los informes que sustenten tal posición”, explicó Bonilla.

Panchana, quien ocupó el cargo durante un año y seis meses, recomendó al régimen y a la Iglesia católica que la misa campal sea en la explanada del Parque Samanes (norte de Guayaquil) y no en el área adyacente al santuario de la Divina Misericordia (vía a la costa).

Esto, por motivos de seguridad, según indicó el miércoles. Pero la sugerencia no fue a título personal, sino a nombre del Consejo de Seguridad de la provincia, que lo respaldó de manera unánime.

El cuerpo colegiado sesionó ese día en esta ciudad y entre sus asistentes estuvieron el prefecto Jimmy Jairala, el fiscal del Guayas, Paúl Ponce, así como delegados de las Fuerzas Armadas, Policía, Comisión de Tránsito y Secretaría Nacional de Gestión de Riesgos (SNGR).

La titular de la SNGR, María del Pilar Cornejo, reconoció el jueves –en la rueda de prensa ofrecida por Bonilla– que el mandatario también está preocupado y que por eso solicitó un “análisis técnico profundo sobre el tema de seguridad del lugar escogido (para la misa)”.

Cornejo contó que la petición la hizo durante una reunión que él convocó la noche del martes, luego de que en horas de la mañana recorrió la zona colindante al santuario.

Bonilla agregó que el análisis será entregado el viernes al presidente y que allí se contestarán tres puntos: la garantía de seguridad en el sitio escogido, el costo de su adecuación y la legalidad en la “inversión de dineros públicos en terrenos privados”.

El ministro coordinador de Seguridad, César Navas, quien acompañó a las secretarias de Estado, recordó que la sede para la misa fue escogida luego de que personal del Vaticano visitara varios posibles lugares.

El miércoles, después de conocer la versión del Consejo de Seguridad, el titular de la Conferencia Episcopal, Fausto Trávez, declaró a Ecuavisa que el papa Francisco pidió ir al santuario y que si no era allí, quizás no vendría a Guayaquil.

Jairala aclaró que la decisión del cuerpo colegiado fue solo una recomendación basada en “observaciones técnicas”, como la capacidad y rutas de evacuación que el parque ofrece.