Ecuador. Lunes 23 de enero de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Sindicatos no suspenden movilización pese a Duelo Nacional

ECUADOR, Quito (14/03/2016) Rueda de Prensa de la CONAIE. FOTOS API / JUAN CEVALLOS.

Quito, 16 mar (EFE).- El Frente Unitario de Trabajadores (FUT), la mayor central obrera de Ecuador, convocó para mañana a una movilización nacional contra la política laboral del Gobierno, que no tendrá réplica desde el oficialismo por el luto decretado por la muerte de 22 militares en un accidente de aviación.

Publicidad

Mesías Tatamuez, uno de los máximos dirigentes del FUT, ratificó que la movilización será “pacífica y en la que van a participar todos” los trabajadores y otras organizaciones sociales.

Tatamuez aseguró a Efe que la protesta obedece a unas reformas en el campo laboral impulsada por el Gobierno y que tramita la Asamblea Nacional (Parlamento) que, según él, buscan “flexibilizar el empleo” y recrudece “el peso de la crisis sobre los hombros de los trabajadores”.

La movilización sindical, que en anteriores ocasiones ha sido replicada desde el oficialismo con masivas concentraciones, no tendrá esta vez esa respuesta tras el pedido del presidente del país, Rafael Correa, para que sus simpatizantes cumplan los dos días de luto nacional decretados por la muerte de 22 militares en un accidente de aviación.

“La Patria está de luto. Se nos fueron 22 soldados, padres, esposos, ciudadanos. Hay decenas de viudas y huérfanos. He decretado dos días de duelo nacional. Por respeto a ellos pido a nuestra militancia suspender la concentración de mañana jueves”, escribió Correa en su cuenta de Twitter.

Recordó que para el oficialismo, la réplica a las movilizaciones de la oposición “siempre ha sido festiva”, pero dijo que eso “no cabe en estos momentos”.

“No se preocupen. Los de siempre no pasarán. Nos sobra legitimidad y verdad”, añadió Correa.

También Tatamuez expresó su solidaridad con las familias de los 22 militares que fallecieron este martes al estrellarse en una zona de la Amazonía el avión “Aravá” en el que viajaban como parte de un Curso de Maestros de Salto en Paracaídas.

El dirigente extendió su saludo a los militares activos y en situación de retiro que en las últimas semanas han expresado críticas al Gobierno por un conflicto administrativo con el Instituto de Seguridad Social de las Fuerzas Armadas.

El líder sindical indicó que son las políticas del Gobierno las que han llevado al país a una situación de crisis económica y recordó que la manifestación de mañana fue planificada hace algunas semanas.

Rechazó la visión del oficialismo en el sentido de que la marcha del FUT busca desestabilizar al Gobierno y dijo que la movilización planteará una propuesta encaminada a repartir el peso de la crisis económica entre todos los sectores.

Esa propuesta “anticrisis” incluye -dijo Tatamuez-, que se reduzcan en el 50 por ciento los sueldos de los empleados públicos, incluidos ministros y diputados, que ganen más de 3.000 dólares al mes, para fomentar el ahorro y mejorar las finanzas fiscales.

Asimismo, sostuvo que a las grandes empresas, sobre todo bancos y compañías que han obtenido beneficios extraordinarios en los últimos años, se les brinden mecanismos de confianza para que repatríen capitales depositados en el exterior.

Que la banca rebaje las tasas de interés y que multinacionales, como las telefónicas, que han obtenido ganancias récord en los últimos años, contribuyan con un 10 por ciento adicional para afrontar la crisis, es otra de las sugerencias de los sindicatos.

Asimismo, el FUT ha propuesto, como “medida anticrisis”, una moratoria de un año al pago de la deuda exterior del país.

Lo que se busca, dijo Tatamuez, es que las medidas de ajuste para afrontar las dificultades económicas, “no solo salgan de los bolsillos de los trabajadores”, ya que, según él, “el peso de la flexibilización laboral propuesta en las reformas, recae sobre los hombros de la clase obrera”.

El líder sindical aseguró que la movilización de mañana tendrá un carácter nacional y que se reproducirán marchas en varias ciudades del país, aunque el grueso de la manifestación se concentrará en Quito.

Los sindicatos, apoyados por organizaciones indígenas y sociales, se concentrarán en el parque La Alameda, en el centro-norte de la capital, y marcharán por las calles del casco colonial de la ciudad.

De su lado, la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), afín al Gobierno, en un comunicado difundido hoy, convocó a la ciudadanía a mantenerse en “alerta ante las acciones desestabilizadoras” atribuidas a la oposición.

La CUT llamó a los trabajadores a una movilización permanente “en defensa del Estado democrático” y anunció su apoyo al proyecto de reforma laboral que se tramita en la Asamblea Nacional (Parlamento). EFE

Publicidad