Ecuador. Lunes 22 de Mayo de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Correa firma proyecto de reforma tributaria que grava a cigarrillos y alcohol

Limón Indanza (Morona Santiago), 18 mar 2016.- EL Presidente de la República, Rafael Correa, mantuvo un almuerzo popular con los habitantes del cantón Limón Indanza. Foto: Carlos Silva / Presidencia de la República

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, anunció hoy que este miércoles firmará un proyecto de reforma tributaria para que sea tramitado de manera urgente en el Parlamento y que, entre otras cosas, grava con nuevos impuestos especiales a los cigarrillos y a las bebidas alcohólicas.

Esa reforma “la hemos de firmar mañana y la hemos de enviar como proyecto económico urgente” a la Asamblea Nacional (Parlamento) para su trámite respectivo, dijo Correa en un diálogo con periodistas.

Correa adelantó que en la reforma “se grava de nueva forma al alcohol” y “adicionalmente a los cigarrillos”, así como a ciertas bebidas azucaradas y gaseosas.

El mandatario, que criticó a ciertos empresarios que se han opuesto a nuevos impuestos, indicó, como ejemplo, que los nuevos gravámenes a los cigarrillos tienen también un fin social.

Señaló que los impuestos a los cigarrillos generan actualmente una recaudación de unos 206 millones de dólares, pero que se calcula que el Estado destina al año unos 200 millones para curar enfermedades relacionadas con el tabaquismo.

“A lo sumo, los fumadores al pagar un impuesto por el cigarrillo (…) están pagando al Estado lo que les cuesta ese vicio”, dijo el gobernante y se preguntó entonces: “¿Por qué los no fumadores tenemos que pagar eso?”.

Indicó que la reforma también grava a ciertas bebidas azucaradas y señaló que el proyecto intenta corregir abusos detectados en la exoneración de impuestos en ciertos sectores de la sociedad.

Señaló que se han registrado “grandes abusos” en ese tipo de beneficios destinados a discapacitados o para personas de la tercera edad, ya que hay casos en los que los ancianos son utilizados por otros para evadir el pago de impuestos y, por ejemplo, adquirir vehículos baratos. EFE (I)