Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Jean-Paul Gaultier deja el prêt-à-porter y pasa a la alta costura

Jean-Paul Gaultier va a dejar el prêt-à-porter y sus accesorios para dedicarse por entero a la alta costura, una información confirmada por la casa de moda francesa en París, después de haber sido revelada por el diario especializado “Women’s Wear Daily” (WWD).


Publicidad

Considerado como “la biblia” de los profesionales de la moda, el rotativo estadounidense adelantó que los inminentes cambios en esa empresa, controlada por el grupo español Puig desde 2011, implicarán decenas de despidos.

El modisto francés, de 62 años, firmará su último desfile de prêt-à-porter en París el próximo día 27, cuando presente sus colecciones para la primavera-verano 2015 y cierre así un ciclo de 38 años de creaciones.

En un mensaje a WWD, Gaultier dijo haber estudiado diferentes posibilidades y concluido que la alta costura le permite “expresar (su) creatividad y (su) gusto por la investigación y la experimentación”.

Además, reconoció que “el mundo del prêt-à-porter ha evolucionado considerablemente“, y que “el ritmo desenfrenado de las colecciones no dejan ni la libertad ni el tiempo necesario para explorar ideas frescas e innovar”.

“Tras más de 38 años pasados produciendo colecciones de prêt-à-porter para el hombre y la mujer -continuó-, creemos que ha llegado la hora de cesar nuestras actividades y concentrarnos principalmente en el desarrollo de la alta costura, los perfumes y ciertas colaboraciones que hasta ahora no había tenido tiempo de estudiar”.

Para el modisto, “es un nuevo comienzo” que le permitirá dar rienda suelta a su creatividad sin obstáculos.

“Women’s Wear Daily” avanzó igualmente que más allá de la supresión de empleos, otra consecuencia del giro dado por la firma Gaultier afectará al fabricante italiano Gibò, con la pérdida de la licencia para la producción y distribución de su línea femenina de prêt-à-porter, negociada a finales de 2012 con Puig. EFE