Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Excandidato presidencial brasileño propone vender parte de Petrobras

Sao Paulo, 28 feb (EFE).- El senador opositor brasileño José Serra, segundo candidato más votado en las presidenciales de 2002 y 2010, propuso hoy que el Gobierno se “deshaga” de parte de la Petrobras y ofrezca a empresas privadas algunas actividades de la petrolera, actualmente eje de un enorme escándalo de corrupción.


Publicidad

“Petrobras tendría que ser dividida en empresas autónomas, como un conglomerado, y yo no tendría en problema en vender, abrir capital, deshacer, conceder o asociar en áreas diversas. La prospección, extracción y producción de petróleo debe ser preservada, ese corazón debe ser preservado”, dijo Serra en declaraciones a un portal de noticias.

Según el senador, candidato del opositor Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB) derrotado por Luiz Inácio Lula da Silva en 2002 y por Dilma Rousseff en 2010, lo que Petrobras no debe hacer es ocuparse de asuntos periféricos al petróleo, como producción de hilos o fertilizantes.

Exministro de Planificación y de Salud de la gestión de Fernando Henrique Cardoso (1995-2002), Serra afirmó que el tamaño actual de la empresa, con 300.000 empleados tercerizados, la convierte “en un monstruo imposible de gobernar”.

Petrobras perdió el monopolio sobre los hidrocarburos en Brasil en el Gobierno de Cardoso, que ofreció concesiones a empresas privadas y también elevó la participación de capitales extranjeros en la compañía estatal, que cotiza en las bolsa de Sao Paulo, Nueva York, Madrid y Buenos Aires.

En la entrevista con el portal UOL, el senador por el estado de Sao Paulo juzgó de “megalomanía” haber implementado el modelo que le garantiza participación a Petrobras en todos los megayacimientos submarinos de crudo descubiertos en 2007 de la capa geológica del presal.

La petrolera estatal es protagonista de un escándalo de sobornos, por el cual están detenidos tres exdirectores de la empresa y ejecutivos de compañías constructoras, en una investigación que está marcando la agenda política del país desde 2014.

El escándalo contribuyó para que la agencia de calificación de riesgo Moody’s rebajara esta semana dos peldaños la nota de la deuda de la empresa, hasta el grado de “bono basura” y elevara las dificultades de la empresa para captar los recursos que necesita para sus millonarias inversiones. EFE