Ecuador. Miércoles 24 de Mayo de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Situación de Moria Casán se complica por droga

La actriz y vedette argentina Moria Casán llega a la sala de juicio oral numero 1 el martes 15 de diciembre de 2015, en Luque (Paraguay). EFE/Andrés Cristaldo Benítez

ASUNCION, Paraguay (AP) — Un juez ordenó este jueves una nueva prisión preventiva a la actriz argentina Moria Casán por la presunta tenencia de 1,6 gramos de cocaína, un caso diferente al supuesto robo de joyas por el que se encuentra en una cárcel de mujeres de la capital paraguaya desde el martes.

La fiscalía imputó a Casán por la portación de una sustancia prohibida. La ley no establece medidas alternativas como la prisión domiciliaria. Además, la imputada no tiene arraigo en Paraguay“, explicó el magistrado Rubén Riquelme en conferencia de prensa, quien señaló que espera recibir en los próximos días el resultado de un análisis de orina a la actriz.

Si se confirma que es adicta, como ella admitió, podría obtener su libertad; pero si el resultado es negativo, no podrá abandonar su prisión“, apuntó el magistrado. La pena por poseer cocaína puede llegar a más de 5 años en Paraguay.

A la salida del juzgado Casán dijo a los periodistas: “Todavía estoy viva”.

“En el penal no estoy en ninguna celda vip porque la comparto con otras mujeres. Cuando todo esto termine, volveré al país para visitarlas. Son divinas”, comentó.

La droga fue descubierta el martes por agentes de seguridad de la cárcel Buen Pastor de Asunción durante la inspección rutinaria a Casán antes de incorporarla a la población penal. La artista fue enviada a ese centro correccional hasta que finalicen los trámites de extinción de una causa abierta en 2012 por el presunto robo de joyas a un comerciante local.

Ese caso surgió cuando Casán tuvo una actuación en el local de la Conmebol hace tres años y para su presentación consiguió en préstamo joyas por un valor de 80.000 dólares. Un año después reconoció haberse quedado con ellas y entregó 35.000 dólares al joyero Armando Benítez como resarcimiento. El acuerdo se hizo por un contrato privado que debe ser homologado por la justicia.

Además del resarcimiento, Casán aceptó efectuar una donación del equivalente a 8.000 dólares a organizaciones caritativas como sanción social por haber estado tres años prófuga de la justicia. (I)