Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Tabacaleras demandan a Estados Unidos por campaña de advertencia

Cuatro empresas tabacaleras de Estados Unidos entablaron una demanda contra la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA por su sigla en inglés) por considerar que los nuevos requerimientos de advertencia sobre el tabaco en los paquetes es anticonstitucional.


Publicidad

La demanda interpuesta el martes es, según un comunicado de la tercera compañía tabacalera de Estados Unidos, Lorillard Inc., para “desafiar nueve medidas de advertencia contra el tabaco que son una forma anticonstitucional de forzar a los fabricantes a diseminar el mensaje del gobierno” contra el producto.

R.J. Reynolds Tobacco Co., Commonwealth Brands Inc. y Liggett Group LLC se unieron a Lorillard en la demanda, que fue presentada ante una corte federal en Washington.

Bajo las nuevas normas de la FDA, anunciadas recientemente, los paquetes de cigarrillos, cartones y toda la publicidad de tabaco debe llevar severas advertencias a partir del 22 de septiembre de 2012.

El caso es similar al que enfrentan Uruguay y Australia, que son demandados por la tabacalera Philip Morris por sus políticas antitabaco.

Uruguay se convirtió el 1 de marzo de 2006 en el primer país de América Latina en prohibir fumar en espacios públicos cerrados y es el que exige advertencias sanitarias más grandes en las cajillas de cigarrillos.

Philip Morris lo demandó ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (CIADI) , dependiente del Banco Mundial.

Uruguay recibió el apoyo de la OMS y del alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, quien se comprometió con dinero para los costos legales.

A mediados de julio pasado la misma multinacional anunció que entablará una demanda contra el proyecto del gobierno australiano de imponer el mismo empaque, cubierto de advertencias severas, a todas las cajetillas de cigarrillos.

En el caso de Estados Unidos, las empresas entienden que se viola la primera enmienda de la Constitución, según explicó el abogado de Lorillard Floyd Abrams.

La FDA, que nunca comenta sobre casos pendientes, no respondió a la AFP.

El ente divulgó en junio pasado las imágenes a utilizarse en Estados Unidos, las cuales ocuparán el 50% superior de los paquetes, tanto en el frente como en el reverso, y el 20% de toda publicidad.

Incluyen un cadáver, una dentadura destrozada y un pulmón ennegrecido, con letreros que dirán por ejemplo: “Advertencia: Fumar puede matarlo” y un número de teléfono para recibir asistencia si se quiere dejarlo.

De acuerdo a la FDA, mueren 1 200 fumadores por día solamente en Estados Unidos.

Los cambios en los paquetes siguen a una ley de junio de 2009, promulgada por Barack Obama, que dio a la FDA el poder de regular la fabricación, la publicidad y la venta de productos del tabaco.

Grupos antitabaco como la Campaña para Niños libres de Tabaco dijeron a principios de 2011 que la medida de la FDA es “el cambio más significativo en las advertencias sobre cigarrillos en Estados Unidos desde que se instauraron en 1965”.