Ecuador. viernes 15 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

La conmovedora carta de un niño, hijo de un preso político boliviano, al papa Francisco

“Yo sé que vos sos más amigo de Dios y te pido que me ayudes a que mi papá vuelva a mi casa”. Con esas palabras y otras más con la emoción y la inocencia a flor del piel, Milan, un niño boliviano de apenas 7 años, le escribió una carta al papa Francisco en la que le pide por su padre, preso desde que él era un bebé en Palmasola, la cárcel que el pontífice visitó el jueves en el marco de su visita a Santa Cruz de la Sierra.


Publicidad

La historia emociona. “Me llamo Milan, la anterior semana cumplí 7 años y desde que era bebé sólo de 1 año mi papá no está en mi casa. Quiero contarte que vas a ir a visitarlo porque él vive en Palmasola, se llama Zvonko Matkovic y está preso, pero él es bueno y no ha hecho nada malo”, dice la carta, que circuló por las redes sociales.

Zvonko Matkovic es un empresario cruceño que esta preso desde 2008 acusado de terrorismo. Fue capturado en 2009 junto a otras 39 personas vinculadas a la oposición contra el presidente Evo Morales, a las que se acusó de intentar asesinarlo después que el 16 de abril de 2009 un comando policial realizó un operativo en el hotel Las Américas de Santa Cruz para desbaratar a una supuesta célula terrorista de la que se dijo quería atentar contra el presidente Morales con fines secesionistas.

En la operación la fuerza pública asesinó al irlandés Michael Martin Dwyer, el boliviano-húngaro-croata Eduardo Rózsa y el rumano Árpád Magyarosi, mientras que el húngaro Elöd Tóásó y el boliviano-croata Mario Tadic fueron detenidos y encarcelados. En los días siguientes se detuvo a un grupo de opositores a los que se acusó de formar parte del supuesto complot. El abogado de Matkovic insiste en su inocencia. El caso no ha sido sentenciado.

“Una vez mi mamá pensó que rompí un adorno y me castigó, después supo que no fui yo y me pidió perdón, yo creo que eso va a pasar con mi papá, yo lo extraño”, le escribe Milan al pontífice argentino. “Yo sé que vos sos más amigo de Dios y te pido que me ayudes a que mi papá vuelva a mi casa. Yo también rezo todas las noches con mi mamá y le pido eso. Gracias, cuídate mucho y ponete chompa porque parece que mañana para tu misa va a hacer frío”.

Milan también le contó al Papa que a él y su papá les gusta el fútbol “como a vos” y que su jugador favorito es Messi. “Me da pena que perdió Argentina”, le dice, agregando que “cuando quieras podemos charlar, yo sé mucho de fútbol, hasta quieren entrevistarme en la tele”.