Ecuador. domingo 17 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Consejo de Artes Plásticas de Cuba ve “inaceptable” representación de Bruguera

A HABANA (CUBA) 30/12/14.- Un grupo de jóvenes iza banderas cubanas hoy, martes 30 de diciembre de 2014, durante los preparativos para la conmemoración del triunfo de la revolución que se realizará el próximo 1 de enero de 2015, en la Tribuna Antimperialista José Martí, frente al edificio de la Sección de Intereses de Estados Unidos en La Habana (Cuba). EFE/Alejandro Ernesto

La Habana, 30 dic (EFE).- El Consejo Nacional de las Artes Plásticas de Cuba (CNAP) calificó de “inaceptable” el ‘performance’ que la artista cubana Tania Bruguera convocó para hoy en la emblemática Plaza de la Revolución de La Habana y aseveró que no apoya ese proyecto.


Publicidad

“Según las actuales circunstancias, resulta inaceptable la realización de este pretendido performance en el simbólico espacio de la Plaza de la Revolución, especialmente teniendo en cuenta la amplia cobertura mediática y la manipulación que ha tenido en los medios difusores de la contrarrevolución”, indicó el Consejo, en una nota publicada hoy en medios oficiales.

El CNAP, una entidad perteneciente al ministerio de Cultura, manifiesta que tras “largas conversaciones” con Bruguera “ha decidido mantener su decisión de no apoyar el proyecto “El susurro de Tatlin”, que la artista viene gestando a través de la plataforma ‘Yo también exijo’.

Esa plataforma divulgó en los últimos días en distintas redes sociales la convocatoria para el montaje artístico, que consistiría en ubicar una “tribuna pública” en la Plaza de la Revolución para que los cubanos expresen “pacíficamente sus ideas sobre su nación y su futuro a partir del restablecimiento de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos”.

Bruguera, una artista de 46 años que ha residido los últimos tres años en Nueva York y se caracteriza por su arte político, sostuvo una reunión de casi cuatro horas el pasado sábado con directivos del CNAP sobre el proyecto, pero no logró su autorización ni apoyo.

En su comunicado de hoy, el Consejo explicó que en ese encuentro propuso a Bruguera “alternativas y principios” para la acción artística, empezando por un cambio de sede, sustituyendo a la Plaza por cualquier institución “de prestigio” de las artes visuales.

La Plaza, considerada un símbolo político y uno de los lugares emblemáticos de la revolución cubana, está rodeada de algunos de los edificios más importantes del Gobierno en la isla, como el Palacio de la Revolución y los ministerios del Interior y las Fuerzas Armadas Revolucionarias.

El CNAP apuntó que el nuevo espacio “estaría abierto libremente a las más diversas personas de sectores sociales disímiles” pero “se reserva el derecho de admisión a sujetos cuyo único interés sea la provocación en función de generar conflictos que pongan en riesgo la libertad de creación”.

Además, indicó que propuso a Bruguera variar la duración “ilimitada” del montaje y ponerle un tope de una hora y 30 minutos.

“Lamentablemente la artista ha decidido rechazar estos principios”, dijo el CNAP, cuya declaración se suma hoy a otra que la Unión de Escritores y Artistas de Cuba divulgó ayer rechazando la iniciativa y calificándola de “provocación política”.

Por otra parte, la web oficial Cubadebate denunció hoy que “un sitio digital fantasma” con un nombre similar al suyo y “claramente manipulador y contrarrevolucionario” pretendió “usurpar” su identidad y ha distribuido “miles de correos electrónicos” apoyando una “declaración política de respaldo a la acción provocadora que organiza” Bruguera.

La plataforma “Yo también exijo” y la idea de al performance se concretaron después de que Bruguera dirigiera hace unos días una “carta abierta” a los presidentes de Cuba, Raúl Castro, y de EEUU, Barack Obama, proponiendo la idea de que los cubanos salieran a las calles “a celebrar no el fin de un bloqueo/embargo sino el principio de sus derechos civiles”.

En esa misiva, la artista propuso a Castro presentar en la Plaza una nueva versión de “El susurro de Tatlin”, título de una polémica obra de micrófonos abiertos que presentó en la Bienal de La Habana de 2009. EFE