Ecuador. lunes 25 de septiembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

El nuevo cine chileno se lanza a la conquista del Festival de Cannes

"Los perros", película chilena que compite en el Festival de Cannes 2017.

Santiago de Chile, (EFE).- Francia fue durante años refugio de cineastas chilenos. En los años 70, directores como Raúl Ruiz, Patricio Guzmán o Alejandro Jodorowski encontraron allí abrigo e inspiración. Varias décadas después, una nueva generación se lanza ahora a la conquista de Cannes, cumbre del cine mundial.


Publicidad

Hay una efervescencia del cine chileno, estamos viviendo una especie de edad de oro. No es una estrella fugaz, sino una tendencia que se viene consolidando”, manifiesta a Efe Constanza Arena, directora de CinemaChile.

“Desde hace cinco o seis años, el cine chileno tiene una fuerte presencia en festivales como Cannes, Berlín, Toronto o San Sebastián”, subraya la responsable del organismo público-privado encargado de la promoción internacional de la industria audiovisual chilena.

Y lo hace con películas que se presentan a las competencias oficiales, pero también con una nutrida presencia de profesionales en los mercados cinematográficos.

Chile acudirá al 70º Festival de Cine de Cannes, que se celebrará del 17 al 28 de este mes, con tres largometrajes y un corto que competirán en la Semana de la Crítica y en la sección “Un Certain Regard”.

En la Semana de la Crítica, donde se muestran los primeros trabajos de cineastas emergentes de todo el mundo, Chile estará presente con los largometrajes “Los perros” y “La familia” y el corto “Selva”.

En tanto, en la sección “Un Certain Regard”, instancia paralela a la competición oficial donde se muestran obras originales que buscan reconocimiento internacional, se presentará la película “La novia del desierto”, una coproducción argentino-chilena que será la única producción suramericana de esta sección.

A las tradicionales potencias latinoamericanas del Séptimo Arte –México, Argentina y Brasil- se le suman ahora Colombia y Chile.

Y si el país austral ha llegado tan lejos, es porque, además de la iniciativa de los productores, el cine local ha recibido el apoyo de las instancias públicas, asegura Constanza Arena.

“El cine chileno se encuentra en un momento muy intenso en cuanto a capacidad narrativa y de producción. Formula buenas preguntas, se está imponiendo artísticamente y desarrolla poéticas diversas que permiten hablar del país con más claridad”, opina la actriz, directora y dramaturga Paulina García.

“Durante años, el cine de nuestro país ha estado condicionado por asuntos políticos como el golpe de Estado, Allende versus Pinochet y todo eso, y es bueno que así sea, es necesario seguir hablando de eso”.

“Pero lo interesante ahora es que estamos lo suficientemente sanos como para hablar de la A a la Z y mostrar una diversidad de directores, productores y actores que están logrando, además, coproducir con otros países”, destaca la ganadora del Oso de Plata de Berlín por su papel en “Gloria”, película dirigida en 2013 por Sebastián Lelio.

Esta polifacética actriz, que también ha incursionado en las series de televisión para webs de la mano de Netflix, lamenta, sin embargo, que “todavía no exista la suficiente cultura de parte de la gente que tiene el poder económico en Chile como para invertir en el cine y crear un colchón productivo”.

“Hay un despertar, pero se necesitan políticas públicas que fomenten la relación entre el sector privado y los artistas”, asegura a Efe.

Paulina García estará en el Festival de Cannes con su última película, “La novia del desierto”, opera prima de las directoras argentinas Cecilia Atán y Valeria Pivato que, con el estilo de una “road movie”, narra la historia de una mujer que viaja al norte de Chile para trabajar como empleada doméstica.

“La historia de Francia y el cine chileno es muy larga. Muchos artistas, productores y realizadores chilenos se fueron a vivir a París en los años 70 y desarrollaron vínculos profesionales con el cinefrancés”, explica a Efe la embajadora Caroline Dumas.

“Y desde hace dos décadas existe un acuerdo de fomento de la coproducción que solo en los últimos cinco años ha propiciado una decena de filmes”, recuerda la diplomática gala.

La representación chilena en la 70ª edición del Festival de Cannes estará formada por 50 profesionales, entre realizadores, productores, actores y agentes del sector audiovisual.

Además de la selección oficial, Chile acudirá con siete productoras nacionales al Marché du Film, considerado uno de los mercados de la industria cinematográfica más importantes del mundo. EFE

mf/jtr/nrp