Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Rapero surcoreano PSY batalla en la corte con inquilinos de edificio en Seúl

Corea del Sur (AP) — El cantante surcoreano PSY libra una batalla legal contra unos artistas a los que renta pisos y que se niegan a abandonar un edificio de su propiedad en Seúl. La disputa ha tocado una fibra sensible en un país conocido por el astronómico precio de sus alquileres que, según los críticos, acaba con la diversidad de las ciudades promoviendo su aburguesamiento y los desahucios.


Publicidad

Choi Jee Ahn, de Takeout Drawing, dijo el jueves que la estrella del portal de videos YouTube y sus inquilinos, una galería de artistas, se han intercambiado alrededor de 10 demandas.

PSY compró el edificio de seis plantas en febrero de 2012 y quiere desalojar a los artistas en base a una sentencia judicial de 2011 que ordenaba que debían abandonar el inmueble a finales de 2013. Los artistas, cuya galería ocupa dos plantas de la propiedad desde 2010, cuestionan la validez de la sentencia, que se basaba en los planes de reforma del anterior dueño. La empresa no reconstruyó el inmueble ante de venderlo a PSY por unos 6,8 millones de dólares.

Los artistas dijeron que los continuos intentos de PSY para desalojarlos incumplen el pacto alcanzado con el cantante en mayo a través de la mediación de su agencia de representación, que afirma que seguirán en su ubicación actual hasta finales de noviembre.

En un primer momento, PSY dijo a los artistas que quería convertir todo el edificio en una cafetería. Pero sus planes iniciales para preservar el inmueble cambiaron y ahora habla de reconstruirlo. Sin embargo, esto no devuelve validez a la sentencia de 2011 porque las leyes surcoreanas cambiaron desde entonces para reforzar la protección de los inquilinos, agregan.

El abogado de PSY no respondió de inmediato a las llamadas a su oficina para comentarios. El abogado había dicho antes a medios surcoreanos que el cantante estaba intentando ejercer sus legítimos derechos como propietario y que los artistas estaban intentando explotar su fama. (E)