Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

El yerno del Rey de España será enjuiciado por peculado

Iñaki Urdangarin, marido de la infanta Cristina, hija del rey de España, ha roto su silencio por segunda vez desde que la justicia abrió una investigación sobre su actividad empresarial. Y lo ha hecho para disculparse. “Lamento profundamente el grave perjuicio a la imagen de mi familia y de la Casa de su Majestad el Rey, que nada tiene que ver con mis actividades privadas”, ha dicho a través de unas breves declaraciones efectuadas a la agencia Efe desde Washington, la ciudad en la que reside desde el año 2009 con la infanta Cristina y sus cuatro hijos. No se ha pronunciado, en cambio, sobre cuál va a ser su situación a partir de ahora dentro de la familia real.


Publicidad

La declaración de Urdangarín es la siguiente: “Ante la acumulación de informaciones y comentarios aparecidos en los medios de comunicación relativos a mis actuaciones profesionales, deseo puntualizar que lamento profundamente que los mismos estén causando un grave perjuicio a la imagen de mi familia y de la Casa de su Majestad el Rey, que nada tienen que ver con mis actividades privadas”. “Informo asimismo que he designado asesor jurídico y portavoz a don Mario Pascual Vives, letrado del Colegio de Abogados de Barcelona, que será la persona autorizada a hablar en mi nombre”.

Desde hacía días se esperaba que el duque de Palma se pronunciara sobre su responsabilidad en la operación Babel, una pieza separada del caso Palma Arena, en la que se investiga la actividad de la Fundación Nóos, que dirige y gestiona junto a su socio Diego Torres, ya imputado desde hace seis meses.

La Casa del Rey se mantiene al margen del proceso judicial abierto pero en ambas ocasiones ha estado al corriente de que el duque de Palma iba a pronunciarse. La marcha de Urdangarin para trabajar en Telefónica Internacional coincidió con la aparición de las primeras noticias que apuntaban a que el duque de Palma estaba realizando muchos negocios que no eran del agrado de la Casa del Rey, que siempre ha pedido a los suyos que trabajen pero no participen en actividades empresariales.

La última vez que Iñaki Urdangarin participó en un acto oficial fue el pasado 12 de octubre para asistir a los actos del Día de la Hispanidad. En los salones del Palacio Real ya era un rumor a voces que la investigación del caso Palma Arena iba a alcanzar al yerno del Rey.