Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Rey de España excluye a yerno de cena navideña y dice que “la ley es para todos”

Madrid, (EFE).- El rey Juan Carlos I de España afirmó hoy que cualquier actuación censurable de personas con responsabilidades públicas debe ser “juzgada y sancionada con arreglo a la ley”, porque “la justicia es igual para todos”. Sus palabras se producen apenas dos semanas después de que la Casa Real española adoptara la decisión sin precedentes desde la entronización del rey en 1975 de apartar de los actos oficiales a uno de sus miembros, Iñaki Urdangarin, yerno del monarca, que está siendo investigado por su presunta implicación en un caso de corrupción.


Publicidad

Iñaki Urdangarin, yerno del rey de España.

En la alocución, muy esperada este año tras el escándalo que afecta a Iñaki Urdangarin, esposo de la infanta Cristina, el rey animó a no generalizar comportamientos individuales, “so pena de cometer una gran injusticia” y porque “de lo contrario, se podría causar un grave daño a instituciones y organizaciones que son necesarias para la vertebración de nuestra sociedad”.

Tras manifestar su voluntad de hablar al país “con sinceridad y realismo”, el rey señaló que le preocupa “enormemente” la desconfianza que parece extenderse en algunos sectores de la opinión publica con respecto a “la credibilidad y prestigio” de algunas instituciones de España.

Necesitamos rigor, seriedad y ejemplaridad en todos los sentidos. Todos, sobre todo las personas con responsabilidades públicas, tenemos el deber de observar un comportamiento adecuado, un comportamiento ejemplar”, insistió el rey y consideró “natural” que la sociedad reaccione “cuando se producen conductas irregulares que no se ajustan a la legalidad o a la ética”.

Las palabras del monarca se producen después de que el pasado 12 de diciembre la Casa del Rey calificara de “no ejemplar” el comportamiento de Urdangarin, investigado en relación a un gran caso de corrupción, y lo apartara de los actos oficiales.

La polémica arrancó cuando el fiscal anticorrupción de las Islas Baleares ordenó el registro en Barcelona de las oficinas de una red de sociedades vinculadas al Instituto Nóos, una Fundación sin ánimo de lucro que Urdangarín creó y presidió entre 2004 y 2007.

A partir de ahí, los medios de comunicación españoles de todos los signos han ido desgranando un goteo continuo de datos sobre el sumario secreto de este caso, ilustrando cómo el duque, junto con su socio en el Instituto Nóos, Diego Torres, ya imputado, presuntamente se enriquecieron con millones de euros de fondos públicos.

La Casa del Rey también ha informado que la infanta Cristina y su  marido, duques de Palma de Mallorca, no  han acudido a cenar con el Rey Juan Carlos y se han quedado en Washington, rompiendo así por primera vez una tradición que iniciaron al casarse hace 14 años de pasar la Navidad con la familia real en Madrid.  Según informa el diario El País, las relaciones del Rey con su yerno son prácticamente inexistentes. También lo son las del duque con su cuñado, el Príncipe de Asturias.

Sitio web imágenes: rtpa.es