Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Gobierno de Siria dispuesto a un alto al fuego

BEIRUT, Líbano (AP) — El canciller de Siria dijo este viernes que su país está dispuesto a poner en marcha un alto el fuego en la ciudad de Alepo, asolada por la guerra, y a canjear prisioneros con las fuerzas de oposición en una medida para construir la confianza de cara a la conferencia de paz prevista para la semana entrante en Suiza.

BEIRUT, Líbano (AP) — El canciller de Siria dijo este viernes que su país está dispuesto a poner en marcha un alto el fuego en la ciudad de Alepo, asolada por la guerra, y a canjear prisioneros con las fuerzas de oposición en una medida para construir la confianza de cara a la conferencia de paz prevista para la semana entrante en Suiza.


Publicidad

Walid al-Moallem habló ante la prensa en Moscú sobre un plan para un alto el fuego al término de una reunión con su homólogo ruso, Serguei Lavrov. Sin embargo, no reveló detalles de la iniciativa, que incluiría “medidas para aumentar la seguridad” en Alepo, a 310 kilómetros (190 millas) de Damasco.

El canciller hizo el anuncio en momentos en que las fuerzas del gobierno sirio libraban hoy intensos combates con los rebeldes cerca de la frontera con Líbano.

Una andanada de casi 24 misiles y obuses procedentes de Siria cayeron en poblados y aldeas de la frontera libanesa, con saldo de siete muertos, incluidos varios niños que andaban jugando, dijeron autoridades de seguridad libanesas que solicitaron el anonimato porque no estaban autorizadas a hacer declaraciones a la prensa.

El ataque fue el incidente más reciente en el desbordamiento cada vez mayor de la guerra civil siria hacia Líbano, donde los hechos de violencia relacionados con cohetes, coches bomba y enfrentamientos sectarios han dejado decenas de muertos en el último año.

La reunión entre los funcionarios ruso y sirio es parte de un esfuerzo diplomático final con vistas a la conferencia de paz, llamada Ginebra 2, que se inaugurará el miércoles en Montreaux, Suiza.

Sin embargo, son sombrías las perspectivas para las conversaciones —las primeras entre las partes beligerantes en Siria desde el comienzo del conflicto— debido a la falta de disposición de los bandos hacia un acuerdo.

El principal grupo de oposición que tiene respaldo occidental, la Coalición Nacional Siria, se reunía hoy en Estambul para decidir si participa en las conversaciones de paz.

El grupo opositor se ha mantenido firme en que la salida de Bashar Assad es una condición para algún acuerdo en tanto que la apertura de al-Moallem en Moscú parece un intento para atraer al grupo a las conversaciones.

“Como resultado de nuestra confianza en la posición rusa y su papel para detener el derramamiento de sangre en Siria, hoy entregué al ministro Lavrov un plan sobre aspectos de seguridad para la ciudad de Alepo”, dijo al-Moallem.

“Le solicité que haga los arreglos necesarios para garantizar su puesta en marcha (de la iniciativa) y especificar la hora cero en la que deben cesar las operaciones militares”, apuntó.