Ecuador. domingo 17 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Obama critica saqueos y “uso excesivo de la fuerza policial” en Ferguson

Oficiales de la policía del condado St. Louis expanden gas lacrimógeno por la calle West Florissant Road, cerca de St. Louis, Missouri, dos días después de que un agente matara a Michael Brown, de 18 años, después que el adolescente atacase al policía en Ferguson, Missouri, Estados Unidos,

Washington, 14 ago (EFE).- El presidente de EE.UU., Barack Obama, criticó hoy tanto los saqueos como el “uso excesivo de la fuerza policial” en la localidad de Ferguson (Misuri), tras una cuarta noche de protestas por la muerte de un joven negro desarmado por disparos de la policía.


Publicidad

“Estamos profundamente preocupados por la violencia”, señaló Obama en una breve presentación ante la prensa interrumpiendo sus jornadas de vacaciones en Massachusetts.

“Nuestro propósito ahora es que se mantenga la seguridad ciudadana sin que ello infrinja el derecho de los ciudadanos a expresarse“, agregó.

El gobernante expresó su inquietud por “esta violencia en el corazón de nuestro país”, y agregó que hoy ha hablado de la situación en Ferguson con el gobernador de Misuri, Jay Nixon, y ha recibido del secretario de Justicia, Eric Holder, la información puntual sobre lo que está ocurriendo en esa localidad.

Obama recordó que ha instruido al Departamento de Justicia y al Buró Federal de Investigaciones (FBI) para que contribuyan a la investigación del incidente ocurrido el sábado pasado, cuando un policía blanco mató a balazos a Michael Brown, de 18 años.

Las protestas por la muerte de Brown dieron paso el domingo a una noche de saqueos, incendios y enfrentamientos con la policía que se han repetido en menor medida todas las noches pasadas, con la detención de medio centenar de personas en total.

En la noche de este miércoles las fuerzas de seguridad salieron a las calles de Ferguson con equipo antidisturbios y dispararon gases lacrimógenos y balas de caucho para dispersar a los manifestantes.

En los incidentes de anoche la policía detuvo a dos periodistas que trabajaban en un restaurante, cerca del sitio de los incidentes, y Obama dijo hoy que “tampoco hay excusa” para restringir la labor de quienes informan a la ciudadanía. EFE