Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Yihadistas reivindican secuestro de japonés que ayudaba a rebeldes sirios

Tokio, 19 ago (EFE).- El grupo yihadista Estado Islámico (EI) dha reivindicado el secuestro de un ciudadano japonés que se encontraba en Siria supuestamente cuando colaboraba con una facción armada rival, informaron hoy los medios nipones.


Publicidad

Haruna Yukawa, de 42 años, fue secuestrado mientras acompañaba a integrantes de Frente Islámico (FI) -una organización formada por siete grupos rebeldes implicados en la guerra civil siria- durante un choque con combatientes del EI, según relató un responsable de la primera organización a la agencia Kyodo.

El Ministerio nipón de Asuntos Exteriores aún no ha confirmado oficialmente el secuestro de Yukawa, a pesar de que dos vídeos de su detención fueron difundidos por la red durante el pasado fin de semana y de que EI ha reivindicado su captura a través de una página web.

Mientras, continúan apareciendo informaciones confusas sobre los motivos de la estancia de Yukawa en Siria, quien según los medios nipones se habría convertido al islam e integrado en las filas de los combatientes rebeldes.

Yukawa pretendía “recabar información” sobre los grupos opositores al régimen de Bachar al Asad, así como ofrecerles asistencia logística, según el responsable regional de Frente Islámico para la zona de Alepo (norte de Siria), donde el japonés fue capturado.

Este grupo negocia actualmente un intercambio de prisioneros con Estado Islámico para liberar a Yukawa, según relató a la cadena nipona NHK la misma fuente, que dijo desconocer el estado de salud y paradero actual del japonés.

Por su parte, el viceministro nipón de Asuntos Exteriores, Akitaka Saiki, afirmó hoy que “no ha recibido ninguna información nueva sobre el caso”, añadió que el Ejecutivo “sigue trabajando en ello” y no quiso pronunciarse sobre el comunicado de Estado Islámico, en declaraciones recogidas por Kyodo. EFE