Ecuador. lunes 16 de octubre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Jefe de seguridad de Brasil renuncia a su cargo con fuertes críticas a Rousseff

La presidenta de Brasil Dilma Rousseff toma su rostro durante una reunión con gobernadores en relación con la actual situación del juicio político abierto en su contra sobre el cual se refirió en el palacio presidencial de Planalto en Brasilia, Brasiil, el martes 8 de diciembre de 2015. Rousseff intenta construir una base fuerte en la cámara de diputados que rechace el proceso de juicio político que fue abierto la semana pasada y se comenzará a estudiar en los próximos días. (AP Photo/Eraldo Peres)

Brasilia (EFE).- El coronel Adilson Moreira, jefe de la Fuerza Nacional de Seguridad de Brasil, renunció a su cargo después de haber difundido una carta con duras críticas al Gobierno y a la presidenta Dilma Rousseff, informaron hoy fuentes oficiales.


Publicidad

La exoneración de Moreira, que era uno de los responsables por la organización del operativo de seguridad para los Juegos Olímpicos que se celebrarán en Río de Janeiro en agosto próximo, entre otros asuntos, fue publicada hoy en el Diario Oficial.

Aunque no se aclaran los motivos, el propio Moreira los explicó en una carta que envió hace unos días a otros miembros de la Fuerza Nacional de Seguridad, difundida hoy por la prensa local.

“Mi familia lo exige, pues no se precisa ser muy inteligente para saber que somos dirigidos por un grupo sin escrúpulos, incluyendo a la Presidenta de la República”, indica el coronel, quien añade que se siente “avergonzado” por esa situación.

Moreira sostiene que pasaba por un “conflicto ético, al servir a un Gobierno con tamaña complejidad política” y del cual dijo que “no está interesado en el país, sino en mantener el poder a cualquier costo”

En una nota oficial, el Ministerio de Justicia afirmó que las declaraciones del coronel “son muy graves” y pudieran suponer “una falta disciplinaria y un gesto de deslealtad administrativa”, por lo que ha iniciado una investigación que pudiera redundar en algún tipo de sanción.

La renuncia de Moreira ocurre a poco más de cuatro meses de la inauguración de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, en los que la Fuerza Nacional de Seguridad tendrá un importante papel respecto a la vasta operación de vigilancia que será ejecutada.

También coincide con la grave crisis política que atraviesa el país, que mantiene a la presidenta Rousseff al borde de responder a un juicio político con miras a su probable destitución. EFE (I)

ed/cm/eat