Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

No faltan líderes, falta decencia

Por Augusto Flores-Andrade
Quito, Ecuador

El pasado 11 de Diciembre, en razón del Cacerolazo Quiteño, apareció un pasquín que busca afectar mi dignidad personal, y prestancia profesional. En el título usan tres frases que no son desarrolladas por las obvias limitaciones de los infames que las escribieron:

Por Augusto Flores-Andrade
Quito, Ecuador


Publicidad

El pasado 11 de Diciembre, en razón del Cacerolazo Quiteño, apareció un pasquín que busca afectar mi dignidad personal, y prestancia profesional. En el título usan tres frases que no son desarrolladas por las obvias limitaciones de los infames que las escribieron:

1.       Todo es político.- Estoy de acuerdo con el descubrimiento, los seres humanos somos políticos. Al dar mi criterio, es obvio que hago política. Entiendo que lo que quieren decir es que tengo intereses políticos; el calumniador se equivoca, no tengo ningún interés ni propuesta para ser candidato a nada. Este pasquín es la mejor demostración de lo que pueden hacer quienes si tienen intereses, pues caso contrario no se entiende que se den tiempo para calumniar.

 2.       No es civismo, es venganza.- Se involucra al Grupo Reimberg en la organización del Cacerolazo Quiteño, y me llaman la “nueva cara alquilada”. No tengo ninguna relación con ellos, hace poco conocí a uno de los miembros de esta prestigiosa familia, quien como muchos quiteños se sumó al reclamo. Los autores del pasquín tienen razón, hay venganza porque deben recibir compensaciones para difamar a quien no conocen, convirtiéndose en lo que el Presidente Correa llama sicarios de tinta, pues no miden el daño que causan a personas y familias de bien.

 3.       Augusto vs. Barrera.- Este no es un tema personal. Reclamo porque veo que Quito necesita mucho más de lo que se hace. He hablado con un alto funcionario del Municipio, quien me buscó para conversar con respeto, y es lo que hemos iniciado. Ellos entienden lo que los calumniadores no. Entonce,s seguro hemos conseguido lo que buscamos.

 Para quienes han tenido la gentileza de confiar en mi, ahora aclararé por una única vez, todas las calumnias e infamias. La pregunta es si se debe creer a calumniadores asalariados, o a quien desde el inicio dio la cara y firmó con su nombre, cosa que hoy tecnológicamente es inusual porque la gente no tiene valores. Parafraseando una vieja frase: EL INTERNET ES LA MURALLA DEL CANALLA. Lástima por los hijos de los calumniadores.

Veamos:

Argumentar que me vean parecido a Emilio Palacio, es burdo y sin sentido.

Tengo la dicha de haber nacido de una familia en donde me inculcaron valores, es mi mejor herencia. El ejemplo de mi Padre me ha guiado en la vida, no hace falta que lo defienda porque hizo todo lo que mucha gente no puede pensarlo, menos aún vivirlo.

Dicen mencionar lo relevante, que para ellos es lo malo de las personas. Mi Padre defendió a personas prestantes del país, quienes tuvieron derecho a defender su dignidad y honra, tal como yo lo haría si estos miserables dieran la cara sin escudarse en un pasquín.

El calumniador dice que salí de Quiport por una supuesta denuncia de acoso sexual. Que dé la cara y demuestre. Su mismo Presidente, quien es un caballero, desconoce tal hecho. Este mal nacido, ¿acaso tendrá madre, esposa, hijas?

El tener una empresa me descalifica? Sólo en nuestro país de hoy, el emprendedor es el malo. Sepa el miserable que presté servicios profesionales específicos con mi empresa, por un tiempo mucho mayor al del Contrato, y con reconocimientos internacionales. El equipo de trabajo consolidado, sigue a cargo del manejo de los dos aeropuertos. No es cierto que “habría” perdido un negocio; valoro más dar un buen servicio y cobrar por él.

Fui socio del Municipal Tennis Club desde 1.972 hasta que nos fue despojada la sede que la mantuvimos en Comodato. Nunca trabajé para el Club. Quizá no logre el infame, entender la diferencia con ser Director del mismo por varios años, cosa que espero lo logre al menos en su hogar, dada su calidad moral. Jamás manejé un centavo de dinero del Club. Además, es tan ignorante que dice que esas instalaciones, que fueron hechas con nuestros recursos, actualmente reciben a 15 mil quiteños. El pobre ser está perdido.

A través de mi cuenta de Twitter con mi nombre, propuse pasar del Cacerolazo Quiteño al Ollazo Ecuatoriano, porque quizá aunque esta gente lo desconozca, “olla” es una expresión nuestra, cacerola no. Como seguro no le da su capacidad para investigar, no conoce mi pedido de dialogar o debatir con Augusto Barrera y Rafael Correa. Ellos pueden o no contestar. En lo personal jamás, he recibido un improperio de ellos, la Alcaldía tiene interés de dialogar. No soy beligerante. El difamar a alguien lo es. Además de infame y miserable.

Febres-corderista que respalda al PSC. Pese a ser familiar del Presidente Nacional del partido y comulgar con la tendencia, nunca me he afiliado a ese u otro partido. Me afiliaron al Socialismo. En el país, los idearios de los partidos de derecha e izquierda son muy similares, los intereses y tendencias son únicos, el proceder es el mismo.

A María Alejandra Cevallos la he respaldado públicamente por las infamias en su contra, sin tener el gusto de conocerla personalmente. Al señor Gabriel Garcés Jaramillo no lo conocía, menos su nombre; él se sumó de manera espontánea esa tarde. Si me cupo el honor de defenderlo de la agresión policial de la que fue objeto, al igual que otras personas de la tercera edad, mujeres y niños que estuvieron con nosotros, pacíficamente.

 En mi familia y en mi, existe mucho temor por las amenazas recibidas, y por la descomposición social. Invito públicamente a que quien montó esta serie de calumnias, se desenmascare y afronte las consecuencias de sus actos, o ¿seguirá teniendo cara para criar así a sus hijos?

 Jamás renunciaré a la defensa del buen nombre de mi familia y el mío personal. SÍ debo retirarme de Twitter, porque como lo he dicho muchas veces: LOS BUENOS SOMOS MÁS; LOS MALOS SON MENOS, PERO HACEN MÁS DAÑO. NO renuncio a mi derecho a seguir diciendo lo que pienso, por el bienestar de mi ciudad y mi país. Espero se honre lo actuado por parte del Municipio, y se abran las puertas para el diálogo constructivo, y ojalá en algún momento en el país impere el Derecho al Buen Vivir, consagrado en la Constitución.

 Amo a mi familia y a otras personas alrededor de mi vida, por quienes he luchado y lucharé siempre. Acojo el pedido de ellos de dejar esta lucha sin sentido, pero estaré siempre dispuesto a dialogar con las autoridades. Aprovecho para conminar a las autoridades de Quito y nacionales, para que instauremos el diálogo como la única alternativa de Participación Ciudadana, válida para engrandecer nuestro país.

 

5 Comentarios el No faltan líderes, falta decencia

  1. este man tiene ful espacio en la república para decir lo que quiera… ¿por qué?

  2. Dignidad, decencia, valentía, frontalidad, honor, verdad son palabras que no constan en el diccionario de los seguidores de este desgobierno, es perder el tiempo pedirles a estos falsarios que actúen como seres humanos, no, han descendido a lo mas bajo de la escala.

    Yo estuve en esa manifestación, padecí el acoso de la policía nacional, me acerqué a los agentes de seguridad que nos tomaban fotografías, a uno de ellos lo encaré diciéndole ¿no desea mi número de cédula también? y no tuvo la valentía de responderme.

    No éramos mas de 200 creo yo, no me puse a contar en ese momento, pero habían mas policías que manifestantes, fastidiando a ciudadanos que queríamos expresarnos mientras los delincuentes hacen de las suyas, protegidos por las leyes que ha dictado este gobierno.

  3. El caballero que escribe el articulo lleva bastante razon en la defensa que expone, si algo habria que hacerle notar, es el innecesario intercambio en tweeter con indesables como @lolacienfuegos, me explico, si quieres embarrarte de estiercol ve a la cueva del OGT, caso contrario no hay razon para impregnarse del olor putrefacto de aquel sujeto. Simple.

Los comentarios están cerrados.