Ecuador. Miércoles 28 de septiembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Fiscal dice que “desaparecido” en el Caso “Las Dolores” ha reaparecido y que será testigo

Guayaquil, 19 de noviembre de 2012. CASO FYBECA Dolores Guerra viuda de Joni Gomez. APIFOTO/CESAR PASACA

El fiscal General de la Nación, Galo Chiriboga, informó que una persona a la que se consideró desaparecida luego del operativo policial durante un asalto a los clientes que se encontraban en un local, al norte de Guayaquil, de la cadena de farmacias Fybeca, el 19 de noviembre del 2003 (en el que ocho personas murieron asesinadas por la acción de la fuerza pública), ha sido identificado vivo, y residiendo en el exterior.

Publicidad

Según ha informado el portal oficial de El Telégrafo, citando a Chiriboga, el presunto “desaparecido” ha sido traído desde Venezuela. En una posterior rueda de prensa, Chiriboga ha pedido a la prensa que “borre” dicha información.

En la rueda de prensa, el Fiscal ha revelado que el supuesto desaparecido fue ubicado en mayo de 2015 en el exterior por elementos de la Fiscalía, y que este domingo ha llegado al Ecuador, y que se encuentra resguardado por el Programa de Protección a Víctimas de Testigos de la Fiscalía. Según Chiriboga, él dará un testimonio anticipado que le puede ayudar al Ministerio Público a establecer responsabilidades respecto de las supuestas desapariciones de personas que hubo en este caso, al que la Fiscalía ahora denomina como “González y otros”.

Según la Fiscalía, este testigo ha permanecido en el extranjero en virtud de que temía por su vida.

Cuando se le consultó si esa persona era un policía vinculado en el caso o una de las presuntas víctimas, el Fiscal se limitó a responder que era “un desaparecido”, sin agregar más información. Chiriboga felicitó el trabajo de los funcionarios de la Fiscalía que se trasladaron hasta Venezuela y lograron identificar a este hombre.

“Hemos podido conversar con él, está dispuesto a rendir su declaración y eso nos va a permitir identificar a los responsables de esas desapariciones y por lo tanto aspirar que los jueces apliquen las penas correspondientes”, manifestó el Fiscal General.

El Caso “González y otros”

El hecho, el más grave caso de violación de derechos humanos ocurrido en el Ecuador después del gobierno del Presidente Febres Cordero, ocurrió la mañana del 19 de noviembre del año 2003, cuando un asalto en una sucursal de las farmacias Fybeca, ubicada al norte de Guayaquil, terminó en un balacera con ocho muertos. Pocas horas después, la Policía informó que todos los fallecidos pertenecían a una banda de delincuentes que asaltaban el lugar. Dentro de la escena del crimen se recolectaron como evidencia pistolas, ametralladoras y hasta incluso granadas de mano. El operativo fue liderado por el mayor Eduardo González.

Una vez que se hubo conocido el producto del asalto, una mujer llamada Dolores Briones explicó que a la prensa que su marido Guime Córdova -abatido durante la balacera- era un mensajero de la sucursal de farmacias Fybeca, mientras que otra, Dolores Vélez, dijo que su marido, Carlos Andrade, había acudido a la farmacia a comprar pañales. El caso de Johnny Gómez Balda fue denunciado dos días después, cuando Diario El Universo publica una fotografía de un hombre al que  agentes de la policía se llevaban detenido. Y otra mujer, Dolores Guerra, dice que ese hombre es su marido, de quien no sabe nada desde la mañana de la balacera. La Policía dijo que había detenido al hombre, y luego liberado. Hasta hoy se desconoce su paradero.

Con los días, otras dos personas fueron reportadas como desaparecidas. Una es César Mata Valenzuela, quien, según su hermano Iván Mata, desapareció durante el operativo policial. Otra mujer, Mireya Falcones reportó el extravío de su esposo, Erwin Daniel Vivar Palma, de 32 años.

Vivar es tío de la única detenida presentada por la Policía, Seydi Vélez Falcones, a quien se acusó de formar parte de la banda que asaltó la farmacia.

Diez años después de los hechos, otra mujer, de nombre Olga Reyes, se presentó en uno de los plantones de protesta, para denunciar que su hijo, Darwin Cañar, había también desaparecido ese día y que creía que había sido capturado ese día. No hay más información sobre él.

En septiembre de 2015 se sentenciaron a 11 personas en el caso “González y otros” (anteriormente conocido como Caso Fybeca) por el delito de asesinato, bajo la modalidad de ejecución extrajudicial.

El abogado Juan Pablo Albán, que fue acusador particular en el caso, ha negado que la persona encontrada en Venezuela sea Johnny Gómez Balda.

(I)


Publicidad