Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Matraca y Chanceller… revelan los apodos de los que recibieron sobornos de Odebrecht

Agentes de la Fiscalía allanan las oficinas de Odebrecht la madrugada del 22 de diciembre.foto difundida por la Fiscalía-

Dieciocho políticos ecuatorianos recibieron sobornos de la constructora brasileña Odebrecht, según una investigación que ha publicado hoy el diario Expreso, y que detalla los supuestos sobrenombres de los beneficiarios. La investigación, que según el propio medio aún se encuentra en desarrollo, es firmada por el periodista Andersson Boscán.


Publicidad

En la documentación que maneja este periódico figura también el pago a una campaña, sin que hasta el momento haya podido determinarse cuál, y un listado de más de 500 beneficiarios que incluye los 18 señalados en Ecuador. El resto son de Brasil y Perú.

Secreto 1’, ‘Secreto 2’, ‘Grosso’, ‘Matraca’, ‘Banco’, ‘Nipón’, ‘Luzes’, ‘Chanceller’… son algunos de los sobrenombres usados como clave en las comprometidas listas para registrar el pago de sobornos. Según Expreso, estos apodos de políticos, funcionarios y abogados fueron escogidos en secreto por empleados de confianza de Odebrecht según los rasgos físicos, de personalidad o el perfil profesional de los sobornados.

Según Expreso, que cita a Concepción Andrade, una funcionaria de Odebrecht que ha confesado ante la justicia brasileña, la contabilidad paralela de Odebrecht está construida sobre claves secretas y eufemismos. La empresa creó esta ‘Caja B’ a finales de los 80 con el nombre de ‘Sector de relaciones estratégicas’, una identificación de apariencia legal para disimular la maraña de coimas en los registros paralelos que cada cierto tiempo debían de ser incinerados.

Pero no todo fue destruido. O casi nada. Concepción Andrade, entonces veinteañera y funcionaria de Odebrecht, fue la primera secretaria del ilegal departamento de sobornos, con base en Brasil, desde 1987. A su despido, en 1992, se marchó a casa con los registros que había levantado y los guardó durante tres décadas hasta entregarlos a la Justicia brasileña y a la Comisión del Congreso encargada de la investigación Lava Jato, que ha puesto contra las cuerdas al expresidente del Brasil, Lula da Silva, acusado también de recibir coimas..

“Los que constan en el listado recibían sobornos de Odebrecht”, declara Concepción Andrade al diario en referencia a los 18 ecuatorianos que, de momento, aparecen en el centenar de documentos mecanografiados que reposan en la Justicia brasileña bajo el epígrafe ‘Relación de socios’. Ella registraba los apuntes de desvíos y porcentajes de coimas que, asegura, “eran del 2 al 5 % del valor de la obra”.

Según Expreso, el modus operandi en el departamento de sobornos de Odebrecht funcionaba por dos vías. La primera: en los vales de caja que describen envío a cuentas bancarias de Guayaquil y Miami, se detallaba el pago como “gastos de representación”. La segunda: en hojas separadas y con apuntes a mano.  “La compañía en Ecuador recibía el depósito y lo pagaba en efectivo a los implicados. Ellos exigían el pago en dólares y definían la hora y el lugar para cobrarlo”, revela Andrade.

La representante de Odebrecht en Ecuador no contestó las preguntas de Expreso. (I)