Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

El papa destaca la figura de Romero en el Angelus

En esta foto del 11 de marzo del 2015, el arzobispo Vincenzo Paglia sostiene una imagen del asesinado arzobispo salvadoreño Oscar Romero, que le entregó el presidente salvadoreño Salvador Sánchez en San Salvador.La próxima beatificación del arzobispo salvadoreño monseñor Óscar Arnulfo Romero no sólo le da a América Latina el honor de tener un mártir y muy seguramente un santo. También está redefiniendo el significado de esa figura para la Iglesia católica, al tiempo que abre la puerta para que otros sacerdotes, que murieron en su ministerio cristiano, sean considerados mártires. (AP Photo/Salvador Melendez, Archivo)

CIUDAD DEL VATICANO (AP) — El papa Francisco destacó el domingo una vez más la figura del arzobispo salvadoreño Oscar Arnulfo Romero, declarado beato en la víspera, de quien subrayó su entrega total por la causa de los pobres.


Publicidad

Romero “eligió estar en medio de su pueblo, sobre todo entre los pobres y oprimidos, aún a costa de la vida”, señaló.

El arzobispo salvadoreño fue beatificado el sábado por la Iglesia católica en San Salvador en una emotiva ceremonia que elevó al sacerdote a la categoría de beato y mártir de la fe, treinta y cinco años después de que fuera asesinado.

El Pontífice recordó a Romero tras el rezo del Angelus desde uno de los balcones del palacio pontificio del Vaticano, ante miles de personas que repletaron la plaza San Pedro.

Tras señalar que Romero fue asesinado por el odio de la fe, mientras celebraba la eucaristía, dijo que “este celante pastor, en el ejemplo de Jesús, eligió estar en medio de su pueblo, sobre todo, entre los pobres y oprimidos, aún a costa de la vida”.

El Vaticano divulgó el sábado una carta enviada por el papa Francisco al arzobispo de San salvador, José Luis Escobar Alas, que fue leída en el acto.

El pontífice enfatizó en que el ministerio de Romero “se distinguió por una particular atención a los más pobres y marginados”.