Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

“La La Land” o “Moonlight”, la sencillez frente a la extravagancia

Foto newyorker.com

Redacción internacional,  (EFE).- Historias sencillas que van directas al espectador, sin efectos especiales que entorpezcan su visión. A ese planteamiento responden “La La Land” y “Moonlight” dos películas muy diferentes, que se han convertido en las favoritas de la temporada de premios recién empezada.


Publicidad

La La Land”, el brillante y clásico musical rodado por Damien Chazelle, con Emma Stone y Ryan Gosling, se ha hecho con siete nominaciones a los Globos de Oro, es una de las 10 mejores películas del año para el American Film Institute y ha conseguido ocho premios de los Critic’s Choice.

Mientras que el drama de “Moonlight”, que ha contado con tan solo cinco millones de dólares de presupuesto y que es la ópera prima de su director, Barry Jenkins, está nominada a seis Globos de Oro y ha cosechado galardones en Chicago, Los Ángeles, los Gotham, o los independientes Spirit.

Dos películas que no apabullan con sus efectos especiales, ni con interminables y violentas escenas de acción.

Son historias directas. Más amable una, más dura la otra. Pero historias que se presentan tal y como son, sin más adornos de los necesarios.

En el caso de “La La Land”, su presupuesto se ha elevado a 40 millones de dólares, mucho más que el de “Moonlight” pero aún así lejos de los 120 millones que ha costado por ejemplo la historia de ciencia ficción “Passengers” o de los más de 200 que se manejan para cada entrega de “Star Wars”.

“La La Land” es un musical a la antigua, una historia de amor, con una preciosa estética “vintage” y muy colorista, todo un homenaje a la era dorada de los musicales de los cincuenta, que ha recibido el aplauso unánime de la crítica.

Desde que se estrenó en el pasado Festival de Venecia, donde Emma Stone logró la Copa Volpi a mejor actriz, la película ha ido sumando adeptos. Ganó también el premio del público en Toronto y el de mejor película de los críticos de Nueva York.

Una película que transmite calma y que recupera la particular atmósfera que Chazelle construyó en “Whiplash”, que junto a “Guy and Madeline on a Park Bench” completan la corta filmografía de un director de tan solo 31 años.

Foto elmulticine.com

“La la land”, Foto elmulticine.com

Ni siquiera había nacido en la época gloriosa del musical de Hollywood, lo que no le ha impedido hacer una película que rinde un precioso homenaje a esas películas elegantes y de las que se salía con una sonrisa del cine, al igual que ocurre con “La La Land”.

Melodías dulces y pegadizas y una pareja protagonista que se mete profundamente en sus personajes, en un escenario tan real como ficticio, el de Los Ángeles, una ciudad una y mil veces vista en el cine y que presta su cara más amable a esta historia.

Pero “La La Land” no es la única película sencilla entre las que están despuntando otras historias que tienen en el lado humano su principal baza.

Es el caso de “Sing Street”, nominada a mejor comedia o musical en los Globos de Oro.

Irlandesa y dirigida por John Carney (“Once”), “Sing Street” ha sido una de las principales sorpresas de las nominaciones de los Globos de Oro ya que se estrenó en solo cinco salas en Estados Unidos, para acabar ocupando más de 500 pantallas un mes después.

El ‘boca a boca’ fue la mejor herramienta de promoción de esta pequeña película sobre un adolescente en el Dublín de los años ochenta.

Aún menos conocido es Barry Jenkins, que con su ópera prima, “Moonlight” ha conseguido convertirse en una de las favoritas de los grandes premios de la temporada.

“Sublime” para la revista Variety, “espléndida” para The Wall Street Journal y “obra maestra” para The New York Times, esta película ha situado también en lo más alto a sus actores: Mahershala Ali, Naomie Harris, Alex R. Hibbert o André Holland.

Una película a la que además beneficia la polémica de la pasada edición de los Óscar, en la que no hubo ningún nominado negro en las categorías de interpretación.

“Moonlight”, “Fences” -dirigida y protagonizada por Denzel Washington- o “Hidden Figures” -con Taraji P. Henson y Octavia Spencer- llegan este año para desafiar a una Academia que no puede volver a cometer el mismo error. EFE

agf/cat