Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Continúa el feriado bancario en Chipre

NICOSIA (AP) — El gobierno chipriota y el banco central estudiaban el miércoles una propuesta alterna para evitar la bancarrota del país, y su posible salida del euro, al día siguiente que el Parlamento rechazara un plan inicial para recaudar miles de millones de euros mediante la confiscación del 10% de las cuentas de ahorro bancarias.


Publicidad

El rechazo del martes del plan para confiscar una parte de todos los depósitos superiores a los 20.000 euros ha dejado en entredicho el rescate del país y alimentado los temores de que la economía chipriota está al borde de la bancarrota, además de que potencialmente podría abandonar el euro.

Ambas posibilidades podrían estremecer los mercados financieros mundiales y poner en peligro los depósitos en Chipre.

El vocero del gobernador Christos Stylianides dijo que el banco central analizaba una alternativa para recaudar fondos, aunque reduciendo los 5.800 millones de euros (7.500 millones de dólares) que se requieren para el rescate.

El president Nicos Anastasiades se reunirá además con los representantes de los potenciales acreedores del país: el Fondo Monetario Internacional, el Banco Central Europeo y la Comisión Europea. Los tres, llamados popularmente la troika, deben aprobar un plan alterno ideado por las autoridades chipriotas para autorizar la entrega de fondos de rescate.

Conforme al plan inicial ideado en Bruselas la semana pasada, otros países de la eurozone y el FMI darían a Chipre 10.000 millones de euros en créditos de rescate si el país recauda 5.800 millones de euros mediante la confiscación de parte de los depósitos bancarios.

El vicegobernador del banco central, Spyros Stavrinakis, dijo que no ha sido tomada una decisión sobre cuándo abrirán los bancos, cerrados desde el pasado fin de semana, y que el nuevo plan no ha sido presentado a los socios de la eurozone ni al FMI.

Los bancos siguen cerrados por tercer día consecutivo para evitar una corrida de los preocupados clientes, y existe creencia galopante que quizá no abran hasta la semana que viene — ciertamente hasta que las autoridades chipriotas acuerden un plan financiero viable que sea aprobado por la troika.