Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Tania Tinoco dice que otro presidente con el que tuvo mala relación fue con Febres Cordero

Tania Tinoco, en una captura de imagen del programa Hashtag, en febrero de 2015.

La periodista Tania Tinoco, de la cadena Ecuavisa, ha recordado con Olga Álava, en el programa #Hashtag, que otro presidente con quien tuvo mala relación fue con el ya fallecido León Febres Cordero, que gobernó el país durante la década de los ochenta, y que durante los noventa fue alcalde de Guayaquil.


Publicidad

Preguntada por Olga Álava sobre un personaje al que le gustaría volver a entrevistar, Tinoco ha respondido que al expresidente León Febres Cordero, pese a la mala relación que tuvieron. “Tuve una relación muy mala con León Febres Cordero. Puedo decir que fui una de las personas que en su momento él afectó y amenazó. Eso muchos de los gobiernistas de ahora no lo recuerdan cuando me acusan de haber sido cercana a los socialcristianos. Pero es no es cierto. Sin embargo, hay que admitirlo: Febres Cordero fue un alcalde maravilloso para la ciudad de Guayaquil, y el que no lo quiera admitir está ciego.

¿Por qué usted tuvo mala relación con él?

Él tenía un carácter muy difícil. Él quería imponerse. Quería que a todo le digas que sí. Y en el fragor del periodismo hubo cosas que no le gustaron y él decidió pelearse conmigo.

Tinoco, que a comienzos de este año ha sido galardonada con el Premio Eugenio Espejo, y que actualmente dirige el programa “360”, ha confiado a Olga Álava que inicialmente quiso hacer periodismo escrito. “Intenté trabajar en un periódico, en una radio, pero no me dieron la oportunidad. Se me cerraron las puertas en ese momento”.

¿Cómo superó esas dificultades iniciales?

La mayoría de las personas se derrota fácilmente. Una de las cosas que he aprendido en la vida es que no hay que rendirse fácilmente, uno puede ir por otras vías hasta encontrar una respuesta satisfactoria, positiva. Nada es fácil ni difícil, las oportunidades siempre llegan. Lo importante es que cuando lleguen las oportunidades estés listo para poner el pie en el andamio.