Ecuador. Viernes 24 de Marzo de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Estado Islámico ataca a soldados en Irak, matando a 11

En esta foto del 21 de marzo de 2015, un voluntario de la milicia chií "Brigada Yihad" dispara en un combate contra el grupo Estado Islámico en las afueras de Tikrit, Irak. (AP Foto)

BAGDAD (AP) — Milicianos del grupo Estado Islámico atacaron el lunes a soldados iraquíes y sus combatientes tribales aliados fuera de la ciudad occidental de Haditha, matando al menos a 11 e hiriendo a decenas, dijeron las autoridades.

Publicidad

El concejal de Haditha Khalid Suleiman dijo que 30 soldados resultaron heridos en los ataques, que incluyeron un atentado suicida con coche bomba y explosivos en las carreteras. Un funcionario médico en Haditha confirmó las cifras de víctimas a condición de no ser identificado, ya que no estaba autorizado a divulgar información.

El ataque ocurrió una semana después de que tropas iraquíes respaldadas por ataques aéreos liderados por Estados Unidos y miembros de tribus suníes expulsaron al grupo Estado Islámico de Ramadi, capital de la provincia de Anbar, que también incluye Haditha.

Remanentes de combatientes del grupo Estado Islámico permanecen en el este y norte de la ciudad y han lanzado contraataques diarios contra posiciones militares iraquíes, utilizando en su mayoría atentados suicidas con coches bomba.

El coronel Steve Warren, portavoz de la coalición liderada por Estados Unidos, dijo en Bagdad que la mayoría de los ataques fueron repelidos gracias a una combinación de apoyo aéreo y un armamento más pesado con el que las fuerzas iraquíes están equipadas ahora.

La “táctica estándar” del grupo Estado Islámico consiste en recurrir a coches bomba o camiones bomba con el apoyo de infantería”, dijo Warren. “Ellos los usan (los coches bomba) para tratar de abrir brechas (en las líneas defensivas) o apoderarse de una porción de tierra”.

Estado Islámico capturó Ramadi en mayo, en uno de sus mayores avances desde que la coalición liderada por Estados Unidos comenzó a atacar al grupo en 2014. La recuperación de la ciudad, que es la capital de la provincia de Anbar, significó una importante inyección de moral para las fuerzas iraquíes.

Por otra parte, un funcionario iraquí acusó el lunes a Estado Islámico de atentar la noche anterior contra dos mezquitas suníes en una ciudad de mayoría chií en el sur de Irak, señalando que el grupo armado intenta avivar la tensión religiosa.

Los ataques en la ciudad de Hilla el domingo por la noche dañaron ambos templos pero no causaron víctimas, según el gobierno.

El oficial de seguridad provincial Falah al-Khafaji dijo a The Associated Press que no creía que las explosiones estuvieran relacionadas con la escalada en la crisis entre Irán y Arabia Saudí por la ejecución en el reino árabe del destacado clérigo chií Nimr al-Nimr. La ejecución desencadenó muestras de indignación en Irak durante el fin de semana.

El grupo EI “hizo esto para avivar las diferencias religiosas en el país, empezando por Hilla”, afirmó Al-Khafaji.

Las autoridades están redoblando la seguridad en torno a las dos mezquitas atacadas y otras dos de confesión suní en la ciudad, informó. (I)

Por SINAN SALAHEDDIN