Ecuador. martes 26 de septiembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Acciona y Odebrecht discrepan sobre vigencia de consorcio en Metro de Quito

Mauricio Rodas, recibe taladros para construcción de Metro de Quito.

La empresa española Acciona y la firma brasileña Odebrecht en Ecuador discreparon hoy en torno a la conformación del consorcio que construye la segunda fase del Metro de Quito, ya que la primera asegura seguir en solitario y la segunda sostiene que no ha salido del grupo.


Publicidad

En un comunicado, Acciona anunció hoy que asume la gestión y ejecución plena de las obras de la fase II del Metro de Quito, un proyecto que comenzó a construir en consorcio con la firma brasileña Odebrecht.

“La compañía ha tomado esta medida una vez cumplidos todos los trámites exigidos por la legislación ecuatoriana, entre otros la autorización de la Municipalidad de Quito y la no objeción de las distintas entidades multilaterales financiadoras del proyecto”, señaló en un comunicado.

En el escrito, Acciona asegura que “cumple escrupulosamente con los acuerdos firmados y ratificados por todas las partes implicadas en este proceso”.

Recuerda que la adjudicación de las obras de la Fase II del Metro de Quito se llevó a cabo mediante “un proceso competitivo, transparente y cuidadosamente supervisado por diversos organismos, incluidas las entidades multilaterales financiadoras del proyecto”.

Tras la correspondiente precalificación, el Consorcio Línea 1 Metro de Quito, conformado originalmente por Acciona y Odebrecht “con este único fin”, resultó ganador de dicho concurso en octubre de 2015 con la “oferta económica más competitiva”, dice.

Apunta que a mediados de 2016, Odebrecht -ahora investigada por la presunta entrega de sobornos en Ecuador y en otros países de la región-, comunicó su intención de retirarse del consorcio y se firmó un acuerdo para su salida entre ambas partes a finales de ese mismo año.

“En consecuencia, desde enero de 2017, Acciona ha asumido todas las responsabilidades operativas retirándose todos los empleados de Odebrecht de las obras, salvo el responsable de ejercer las funciones de procurador común del consorcio, a la espera de las autorizaciones finales y definitivas”, anota.

Señala que una vez otorgada la “no objeción a la salida de Odebercht del consorcio por parte de los organismos multilaterales financiadores del proyecto y obtenida la pertinente autorización municipal a finales del mes de abril”, Acciona considera “que se han dado todos los pasos necesarios para formalizar la plena asunción de las responsabilidades” en la Fase II del Metro de Quito.

No obstante, poco después, Odebrech envió un comunicado en el que “desmiente las afirmaciones realizadas por Acciona” en su escrito hecho público hoy.

“Como ha sido informado reiteradamente por Odebrecht, -dice- nuestra Compañía informó tanto a Acciona como al Municipio de Quito su desistimiento de ceder su participación en el Consorcio Acciona-Odebrecht, el 6 y el 18 de abril respectivamente, una vez que el acuerdo privado suscrito con Acciona no se perfeccionó por incumplimiento de los requisitos previstos en la ley ecuatoriana”.

Añade que “inclusive con la autorización del Municipio de Quito, si el acuerdo se hubiese perfeccionado, la sustitución de cualquiera de los socios debería cumplir” varios requisitos, que “no se han concretado”.

Enumera entre los requisitos “la autorización previa de la Superintendencia de Control de Poder de Mercado, de exclusiva responsabilidad de Acciona” y la “precalificación técnica y financiera del cesionario, de acuerdo con las reglas de la licitación”.

Además, la “reforma de la escritura pública de constitución del consorcio, del 29 de octubre de 2015” y la “adenda al contrato de construcción suscrito por el consorcio con el Municipio de Quito”.

“Por lo expuesto, el proceso para la salida de uno de los socios del consorcio no se ha cumplido”, apuntó.

Añadió que “esto se confirma en los documentos públicos de las entidades de control del país (certificado de la Superintendencia de Compañías, Registro Único de Contribuyentes -RUC- y Registro Único de Proveedores -RUP-) que acreditan a Odebrecht como miembro constituyente del mismo y a un funcionario de nuestra compañía como representante legal del Consorcio”.

“Odebrecht lamenta la postura de Acciona y ratifica su compromiso con el proyecto”, finaliza. EFE